viernes. 02.12.2022
Vista del Campo de Santiago, en la comarca de Laciana. JESÚS F. SALVADORES

Laciana quiere apostar por la observación astronómica de cara a respaldar el proyecto Ursa Domun, un observatorio ideado por el emprendedor Joel Núñez Fernández y que se podría ubicar en el antiguo lavadero. De momento, y mientras se asientan las bases del proyecto, Núñez ha organizado una actividad que tendrá lugar el próximo mes de septiembre y que estará compuesta de dos partes.

La primera de ellas será una charla informativa y la segunda parte incluirá una observación pública, aunque el lugar para tal fin todavía está por definir. Se barajan varias opciones pero Núñez cree que «lo ideal sería que fuera en la escombrera del antiguo lavadero», aunque si en esa zona no fuera posible «podría hacerse en la plaza de la Casa de Cultura o los jardines aledaños». El objetivo de esta actividad es dar visibilidad a su proyecto y a la comarca de Laciana.

Visibilidad

El próximo septiembre se realizará una actividad para dar visibilidad a la iniciativa

El futuro centro, cuyo nombre significa ‘El Hogar de la Osa’ por la Osa Mayor y la Osa Menor, las dos constelaciones del hemisferio norte, y por la osa símbolo del valle de Laciana, se dedicará a la investigación y formación astronómica y en él se establecerá un sistema de contratación por horas del telescopio de manera que todos aquellos que no dispongan de recursos suficientes o no vivan en la zona podrán acceder a este servicio a cambio de una cantidad que servirá para el mantenimiento del centro.

Dispondrá también de cámaras fijas que estarán apuntando al cielo para contribuir a la investigación meteórica, dando lugar a otro elemento importante, que es la congregación de astrónomos profesionales en la zona. Además, está previsto organizar observaciones públicas y privadas con el objetivo de dar a conocer conceptos, procedimientos y curiosidades de esta materia. Junto a ello también habrá cursos formativos, actividades temáticas y exposiciones de meteoritos auténticos.

El alcalde de Villablino, Mario Rivas, es conocedor de la iniciativa aunque todavía falta que presente un dossier completo con las especificaciones arquitectónicas. Una vez presentado este trabajo, el regidor lacianiego comenzará a abordar las distintas líneas de financiación. La idea inicial del emprendedor era poner en marcha la construcción del centro el próximo y que esté funcionando para el 2021, sin embargo con la crisis sanitaria no quiere poner fechas a su proyecto, que tiene el apoyo de Policarpo Fernández, uno de los fundadores del Aula Geológica de Robles de Laciana.

El valle apuesta por la astronomía