miércoles. 17.08.2022

La Moraña en Ávila, el centro y sur de Segovia, el entorno de las riberas del Duero a su paso por el sur de Valladolid y Zamora, Arribes del Duero en Zamora y Salamanca, La Armuña en Salamanca, y las riberas de los ríos Pisuerga y Arlanzón entre Palencia y Burgos y ciertos enclaves del sur de León y centro y norte de Soria son la zonas identificadas para priorizar los trabajos de seguimiento y reducción de la mortalidad no natural de avifauna provocada por infraestructuras eléctricas peligrosas en el marco del Plan de Monitorización del Estado de Conservación de la Biodiversidad en Castilla y León. Esta nueva zonificación, obtenida a partir de información completa y precisa sobre la distribución de las especies más vulnerables durante el periodo reproductor, dispersivo e invernal, pone de manifiesto que la antigua asignación de zonas de protección para la avifauna, resulta insuficiente, al no cubrir por completo las zonas de mayor peligrosidad para las especies más vulnerables a la electrocución, debido a una mayor falta de información. Muchas zonas consideradas de riesgo medio, alto y muy alto se localizan fuera de las antiguas zonas de protección, por lo que, en caso de seguir vigentes, no se estaría llevando a cabo una correcta protección de las especies más vulnerables a esta problemática, entre ellas las incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, ni se estaría cumpliendo con la legislación vigente en materia de conservación de especies protegidas, ni aplicando las correspondientes políticas preventivas en materia de conservación.

Varios enclaves del Sur de León, considerados como prioritarios por su alta peligrosidad
Comentarios