jueves 21/10/21
Crimen en Astorga: el juicio

El vecino de la víctima dice que el acusado le disparó antes del forcejeo y que le quería matar

Según los testimonios, el expolicía se jactó de haber acabado con la vida de su mujer: «Ella ya confesó, ahora hazlo tú»
El acusado recibe el apoyo de sus familiares antes de entrar en la Audiencia, ayer. RAMIRO

El vecino de la mujer asesinada aseguró ayer en la segunda sesión del juicio que se celebra esta semana en la Audiencia Provincial de León que el acusado irrumpió en su casa y le apuntó con el arma mientras le decía «desde cuando te estás follando a mi mujer, hijo de puta. Te voy a matar». A preguntas de la fiscal, el testigo afirmó que en aquel 24 de julio de 2018, y tras presuntamente matar a su mujer, se dirigió hacia el acusado y que en ese momento le disparó. La bala le entró debajo del hombro derecho y, ya herido, comenzó un forjeceo que acabó con ambos en el suelo. Fue entonces cuando, según el testimonio, el acusado le dijo «si sé esto subo la escopeta y no fallo» y que el forcejeo continuó en presencia de la esposa del vecino, a quien el policía jubilado le espetó «mira el móvil que nos están engañando».

Según el testigo, el acusado no soltó la pistola hasta que apareció un agente de la policía nacional. También añadió que el agente le preguntó al acusado por su mujer y él aseguró «a ella ya la maté. Está en la cama medio desnuda». En su testimonio, el vecino aseguró que, durante el forcejeo, agarró las manos del policía para que no volviera a disparar. «Me mordió las manos y me decía que me quería matar», recordó el testigo, quien también ha referido cómo su mujer apeló al agresor para que soltara a su marido ya que se estaba desangrando a lo que el acusado contestó «que se desangre y se muera, que es lo que quiero». El vecino de la víctima señaló a preguntas de la fiscal que la mujer asesinada y él eran «grandes amigos» y reconoció que mantenían una relación sentimental desde enero de ese mismo año.

Reproche
«No hay derecho a matar a nadie», declaró la mujer del vecino que presenció el forcejeo con el sospechoso

Ya durante el interrogatorio de la defensa, reiteró que «la idea de él era matarme. Eso estaba clarísimo» y que también le había espetado que «ella ya confesó. Ahora tienes que confesar tú».

Respecto a las secuelas, el vecino de la víctima señaló que ha perdido movilidad en el brazo y que sigue con dolores. Además se encuentra en tratamiento psiquiátrico, su mujer y él se han separado y que se tuvo que ir de casa. «Jamás había tenido miedo de nada», defendió el testigo, quien reconoció que «ahora cualquier cosa me sobresalta y por la noche me despierto 40 veces».

La esposa del vecino fue la segunda testigo de la mañana y ratificado la versión de su ex marido. Ha asegurado que en el momento de los hechos se encontraba en el dormitorio y que salió al oír los gritos primero y después el disparo. «Estaban en la cocina forcejeando. Mi marido estaba sobre él sujetándole las manos. Me dijo que tenía un arma». La mujer aseguró que el acusado gritaba que acudieran todos los vecinos porque «se está follando a mi mujer». «Él decía ‘ella ya está muerta, ella ya está muerta. Ya confesó. Ya la maté», aseguraba en su testimonio y añadió que a su marido «le salía sangre a borbotones. Le dije que le dejara, que se estaba desangrando y se podía morir. Me contestó que ‘tiene que estar muerto. Lo quiero matar. Que se muera».

Versión policial
«En ningún momento mostró arrepentimiento ni habló de un accidente. La he matado», insistía

La mujer, que explicó que los matrimonios mantenían una relación de amistad desde hacía 30 años, aseguró que nunca sospechó que su marido y amiga mantuvieran una relación sentimental. «Él siempre estaba con el ordenador por la noche, porque tiene problemas de sueño, pero yo nunca le miré los mensajes, no soy yo de controlar, nunca lo he sido. Tampoco ella me dijo que tuvieran problemas con su marido y eso que íbamos a caminar todos los días».

Al final de la declaración la testigo se derrumbó. «No hay derecho a matar así, nadie se merece morir así», lamentó la vecina.

El juicio contra el policía nacional jubilado, para quien la Fiscalía pide una pena de 25 años por asesinato y siete más por tentativa de asesinato, continuará hoy en la Sección Tercera de la Audiencia de León con la declaración del forense.

El vecino de la víctima dice que el acusado le disparó antes del forcejeo y que le...
Comentarios