sábado 24/7/21
vegas del condado

Los vecinos asisten mañana a la puesta a punto del reloj de la torre

La torre, ya restaurada.

El 14 de Agosto de 1899, comenzó el tañir de las horas en el reloj de la torre de Vegas del Condado, obra del relojero Canseco (Rabanal del Camino, 1838 – Madrid, 1917), adquirido por el presidente de la Junta Vecinal, Saturnino González, y que costó un total de 1.712,60 pesetas, fruto de la facendera de carbón vegetal del Concejo.

Durante estos 116 años no ha dejado de acompañar a los vecinos de esta villa donde, sin faltar durante 70 años, cada dos días Augusto Muñiz Bayón ha subido desinteresadamente al campanario para remontar las pesas que dan cuerda al reloj.

Desde hace unas semanas, el relojero Joan Pedrals (relojero de la Catedral de Santiago), en su taller de Moiá, ha reacondicionado completamente el reloj, y le ha dotado de un automatismo auxiliar para que ya las pesas remonten solas, si bien manteniendo la mecánica original. La Junta Vecinal ha reacondicionado la torre y financiado toda la restauración.

La puesta en marcha tendrá lugar mañana, día 1 de noviembre, al pié de la torre de la iglesia, donde los vecinos podrán escuchar de nuevo las doce campanadas del mediodía.

Previamente, desde las once y media, tendrá lugar un coloquio en el que participará Augusto Muñiz Bayón, el relojero Joan Pedrals, las personas mayores del concejo, vecinos y vecinas del Concejo, y visitantes que tengan algo que decir.

Moderará el acto Ceferino Llamazares, presidente de la Junta Vecinal.

Los vecinos asisten mañana a la puesta a punto del reloj de la torre
Comentarios