miércoles 29.01.2020

Los vecinos del barrio de Rectivía honran a la Virgen de las Candelas

Los vecinos del barrio de Rectivía honran a la Virgen de las Candelas
Los vecinos del barrio astorgano de Rectivía cumplieron ayer con una de sus tradiciones más arraigadas: portar en procesión la imagen de la Virgen de las Candelas. La talla llevaba la vela que le da nombre, y en la que la tradición centra los supuestos poderes protectores marianos, siempre y cuando la candela regrese encendida a la iglesia. Si ésta se apaga durante el recorrido la costumbre popular indica que es un signo de que se avecina un mal año. Sea como fuere, lo que no suele apagarse es el fervor de los feligreses que acompañan a la talla en su itinerario por las calles del barrio. La procesión cierra la novena de la parroquia en honor a la Virgen de las Candelas, que suele ser pujada por mujeres durante la procesión, como manda la tradición. Esta imagen despierta una gran devoción en Rectivía y son muchos los vecinos que acompañan el desfile mariano anual. La curiosidad de saber si la vela entrará o no encendida a la iglesia durante el regreso es otro de los alicientes de este acto.

Los vecinos del barrio de Rectivía honran a la Virgen de las Candelas