miércoles 20/1/21
Murias de Paredes

Los vecinos celebran el rito de la quema de la vieja, que se recuperó hace cuatro años

El Ayuntamiento de Murias de Paredes, Las Juntas Vecinales, la Asociación Ecos de Omaña y la Comisión de Fiestas de Murias continúan trabajando en la recuperación de tradiciones entre las que se encuentra «la quema de la vieja», en la que los rapaces del pueblo elaboraban su pachizo —un palo de unos dos o tres metro de longitud al que se taba paja de centeno— para prenderle fuego en la rampa, un lugar elevado en del pueblo.

Los pachizos ardían el día que demedia la Cuaresma, es decir, cuando las 40 jornadas de ayunos y penitencias pasaban el Ecuador, que en el calendario es un martes. Sin embargo, con el fin de fomentar la participación, la fiesta se ha trasladado al sábado anterior. Otra variación con respecto a tiempos pasados es que también los mayores disfrutan de la quema, al haber caído considerablemente los niños en el municipio.

La quema de la vieja es símbolo de renovación. Se quema la vida vieja, simbolizada en la mujer más anciana de la localidad, para empezar una vida nueva. Es el paso del invierno a la primavera o, en su acepción cristiana, el renacer a la vida de la gracia.

La tradición se recuperó hace cuatro años. Actualmente de cumplir con el rito, los asistentes se reunen para degustar empanadas, tortillas y vino y disfrutar de una agradable velada, que rompe la rutina cotidiana.

Los vecinos celebran el rito de la quema de la vieja, que se recuperó hace cuatro años
Comentarios