sábado. 03.12.2022
                      La principal concentración tuvo lugar en la localidad de Filiel. DL
La principal concentración tuvo lugar en la localidad de Filiel. DL

Con las faldas del Teleno ennegrecidas por el incendio del campo de tiro del Teleno como telón de fondo, la Revuelta de la España Vaciada y la Plataforma de Afectad@s de la instalación militar se han unido en una sola voz en la plaza de Filiel para que la despoblación deje de ser la llama que queme los montes. Vecinos y vecinas de las comarcas próximas al campo de maniobras han secundado la convocatoria Yo paro por mi pueblo, que ha tenido lugar al mediodía de este sábado en las plazas de la España despoblada.

En la concentración en este pueblo afectado por el incendio que calcinó casi 4.000 hectáreas y afecta a abastecimientos de agua, pastos, aprovechamientos de leña y explotaciones apícolas, entre otros daños; Sergio Díez, presidente León Ruge adherido al movimiento España Vaciada de León, ha reclamado un nuevo modelo de gestión forestal, que sea eficiente y sostenible, porque existe «una relación directa entre la extensión devastadora que están alcanzando estos incendios con la despoblación de estos territorios abandonados por parte de las administraciones».

Sergio Díez ha puntualizado que la zona del Teleno «lleva asociada otra problemática mayor, porque los incendios aquí se producen por las prácticas de tiro real en el campo de tiro», de manera que en esta parte de Maragatería es «el Ministerio de Defensa quien provoca estos incendios que no se pueden apagar por los proyectiles caídos y hay que esperar a que se apaguen por ‘arte de magia. Yo me pongo en la piel de la gente que vive aquí, en pueblos como Filiel, que tienen el mismo derecho que el resto de las personas a no estar constantemente amenazados por este tipo de prácticas en el siglo XXI». El portavoz de la España Vaciada concluía haciendo un llamamiento al Ministerio de Defensa, «que no da ningún tipo de respuesta ni siquiera tiene empatía, como lo demostró la ministra», para que «tome cartas en el asunto y haga lo que se comprometió, que es restaurar las zonas afectadas».

La portavoz de la plataforma, Marisa Rodríguez, detalló las consecuencias que sufren las personas que viven en el único campo de tiro de España con núcleos de población en su interior, «ya desde antes de las expropiaciones que intentó legalizar una situación que ya era insostenible». Mostrando los botes de agua contaminada por las lluvias caídas este viernes en Boisán, la portavoz recordó que las captaciones de los abastecimientos se encuentran dentro del campo de tiro y que los vecinos de Boisán siguen sufriendo las consecuencias del incendio de hace poco más de un mes al no poder beber el agua, una situación que ya vivieron los habitantes de Filiel cuando el fuego todavía no se había extinguido.

Rodríguez también se refirió a los daños «en los pastos y todos los recursos naturales del sector primario, que era de lo que vivía la gente y con ello contribuía» a mantener los montes limpios y que «no hubiera incendios. Si ahora ese medio» abandonado «no te da de comer el problema es que puede ser pasto de las llamas o de cualquier tipo de especulación como el de las placas solares. Es todo una sinrazón».

La representante de la plataforma recordó que con el campo de tiro «se conculcaron todos nuestros derechos al aprovechamiento de todos esos recursos comunales, pastos y leñas, que estaba acordado en los convenios. Las expropiaciones forzosas se pagaron a 16 pesetas el metro cuadrado, las juntas vecinales no quisieron firmar las actas de expropiación y la Corporación de Luyego dimitió al completo. ¿Dónde está el lucro cesante desde 1981?».

Bomberos forestales

En la concentración también participaron bomberos forestales, a quienes desde la Revuelta de la España Vaciada han manifestado su agradecimiento instando, además, a las administraciones competentes a eliminar la temporalidad de las plantillas, con tareas de gestión del monte que se extiendan durante todo el año. Consideran que el otoño y el invierno «es el momento de empezar a apagar los incendios forestales del año que viene», y denuncian que «las administraciones lo que están haciendo en estas fechas es precisamente lo contrario, despedir a los profesionales que pueden trabajar en esa prevención».

Vecinos del Teleno exigen el fin de las maniobras militares
Comentarios