viernes 16/4/21
La temperatura más fría

Vega de Liordes vuelve a hacer historia al marcar ayer los 35,8 grados bajo cero

León recupera el récord de frío que hace dos días había pulverizado Baqueira con 34,1 negativos
dl8p19g1

Vega de Liordes, en Posada de Valdeón, volvió ayer a hacer historia al registrar la temperatura más gélida de las que hay constancia en España.

Los -35,8 grados registrados ayer por la mañana por la estación meteorológica instalada por Noromet ha vuelto a devolver a León el récord de esta marca, obtenida por primera vez este mismo punto en 2016, cuando se registraron 32,7 grados negativos, y que el pasado día 6 superó Baqueira Beret al marcar 34,1 grados bajo cero.

Epicentro del frío

El primer récord fue registrado en 2016 cuando este paraje leonés alcanzó los -32,7 grados

La colocación de estas estaciones meteorológicas, unas 80 en toda la Cordillera Cantábrica, obedece a un proyecto de investigación de un grupo de meteorólogos, que de manera individual o a través de crowdfunding estudian las llamadas piscinas de aire frío, que son, como su nombre indica, una acumulación de una masa de aire frío de gran densidad en una entorno geomorfológico específico, que fomenta su acumulación como si de una piscina de agua se tratase.

Según Miguel Iglesias, uno de los expertos en Paleoclimatología que participan en el proyecto, Picos de Europa, y en concreto Liordes, es un lugar muy propicio a registrar estas temperaturas extremas por presentar jous o depresiones glaciokársticas, donde la nieve acumulada entra en contacto con el aire y la temperatura se concentra especialmente.

Con sus propios recursos económicos y con el permiso y apoyo del Parque Nacional de los Picos de Europa, durante el invierno 2011-2012 comenzó el estudio de las Piscinas de Aire Frío en los Jous de Picos de Europa. El esfuerzo se centra en la monitorización de diversos enclaves, como el Jou Santu, Comeya, Jou del Infanzón y las grandes bestias del frío, Hoyos Sengros y la Vega de Liordes. En noches claras, sin viento y con nieve reciente, la pérdida de calor del suelo sobre-enfría el aire circundante, que adquiere más densidad y se desliza por las pendientes para acumularse en los Jous, generando temperaturas extremas: -30,6°C el 13 de diciembre de 2013 en Hoyos Sengros, récord absoluto para ese mes en España, o -32,7°C del 19 de febrero de 2016 en la Vega de Liordes, en el rango de las temperaturas mínimas absolutas de las que hasta ayer, que se superó la marca, se tenía registro en la Península Ibérica.

Conforme pasó el tiempo se fue uniendo más gente al proyecto y se fueron colocando sensores por más sitios. Todo este fenómeno de las piscinas de aire frío, fue descrito por Iglesias en un máster de meteorología de la Universidad Complutense de Madrid. Tras varios años de duro trabajo y perseverancia lograron poner la estación a tiempo real en Liordes. Para la instalación de los sensores, no contaron con ningún tipo de ayuda económica, «se fue financiando de manera personal por el grupo de personas que conformamos el proyecto», explica Iglesias. Para la estación meteorológica finalmente colaboraron dos asociaciones meteorológicas, Noromet y Acamet junto con la aportación por el método de crowfunding de varias personas más.

Desde esta estación meteorológica conectada a la red en la Vega de Liordes, cuyos datos se pueden ver en: https://cazatormentas.com/estacion/?Id=79, se puede seguir en directo la evolución de estos fenómenos que facilmente podrían volver a traspasar estos días la barrera de los -35°C.

Vega de Liordes vuelve a hacer historia al marcar ayer los 35,8 grados bajo cero
Comentarios