miércoles 27/10/21
Fresno de la Vega

La venta de pimientos se traslada a las casas tras la suspensión de la feria

El Ayuntamiento crea un sello para identificar a los hortelanos del municipio
La feria no se celebrará; a la derecha el sello que identificará a los productores locales. MARCIANO

El Ayuntamiento de Fresno de la Vega decidió por unanimidad en un pleno celebrado el 4 de agosto la suspensión de la Feria del Pimiento que debía celebrarse el último fin de semana de este mes de septiembre. A pesar de que no haya feria los productores locales podrán vender sus hortalizas en sus puntos de venta y el consistorio ha creado un distintivo para que sean fácilmente identificables. De esta manera se evitan las aglomeraciones y, al mismo tiempo, se apoya a los hortelanos del municipio.

La pandemia del coronavirus se ha llevado por delante, por segundo año consecutivo, la Feria del Pimiento de Fresno de la Vega, un evento multitudinario que cada año reúne en la localidad a miles de personas llegadas de toda la provincia y de la cercana Asturias desde donde se acercan en decenas de autobuses. Los datos de los últimos años señalan que en un sólo día pueden llegar a congregarse cerca de 25.000 personas en una localidad de apenas 500 habitantes.

Precisamente, para evitar estas aglomeraciones y mitigar la propagación del Covid-19 el Ayuntamiento en pleno decidió de forma unánime el 4 de agosto suspender la feria de este año, «ya que los prejuicios posibles son mayores que los beneficios que se pudieran obtener», argumenta el alcalde, Antonio Lozano, en un bando municipal en el que reconociendo «el esfuerzo realizado por todos en la lucha contra el coronavirus, es necesario aún no realizar eventos multitudinarios como es nuestra Feria del Pimiento Morrón».

En el comunicado, el regidor apela «a la responsabilidad de todos para seguir las recomendaciones ya conocidas y evitar los botellones, ya que suponen un peligroso foco de contagio por la concentración de un elevado número de personas sin respetar las medidas de seguridad y prevención».

Precisamente en este bando municipal, Lozano anuncia la creación de un sello específico que distinguirá a los productores locales que podrán seguir vendiendo sus pimientos y hortalizas en sus puntos de venta habituales, principalmente su propias casas. «Esta feria, punto de encuentro cada mes de septiembre, entorno a nuestra hortaliza más preciada, el Pimiento Morrón, que se podrá adquirir igualmente a cualquiera de los hortelanos del municipio que con su trabajo y esfuerzo siguen manteniendo vivas nuestras tradiciones. Desde el Ayuntamiento se colaborará con todos los hortelanos del municipio que están en activo otorgándoles un distintivo que colocarán en sus puntos de venta para que sean reconocidos como productores locales donde se pondrán comprar los pimientos de Fresno». Este sello, explicó Lozano, podrán mantenerlo más allá de los días tradicionales de la Feria. Hay unos 25 productores locales.

La venta de pimientos se traslada a las casas tras la suspensión de la feria