viernes 22/10/21

El verano trae consigo oleadas de visitantes que llenan los pueblos de vida

La pandemia ha incrementado el turismo rural y provoca que se aleje al menos durante unos meses el fantasma de la despoblación
Largas colas este pasado fin de semana para fotografiarse en el columpio gigante instalado frente al embalse de Riaño. CAMPOS

La vida en los pueblos cambia de forma radical con la llegada del verano y, agosto, es el mes del cambio por excelencia. La llegada de veraneantes provenientes de diferentes partes del territorio nacional catapulta la actividad rural durante unos meses, provocando que los pueblos rebosen vida y regresen a tiempos en los que la despoblación del medio rural era algo impensable. Este año, además de la actividad habitual, hay que añadir el aumento de viajes nacionales derivados de la situación sanitaria.

Según apunta Matías Llorente, vicepresidente de la Diputación, «el aumento de gente en verano es normal y desde el año pasado se está notando un aumento propiciado por la pandemia, con más gente joven». Este aumento puede traer consigo problemas relacionados, pero Llorente traslada que «hay que controlar los encuentros sociales pero en general está habiendo un buen comportamiento y no se detectan problemas, aparte de algunos fallos de suministro y el problema de la conectividad en algunas localidades». En referencia a este fallo de conexión a internet el vicepresidente hace referencia a que «se está instalando fibra óptica en 500 localidades por lo que pronto no tendrán problemas de conexión».

Hospital de Órbigo

El Camino de Santiago suele ser uno de los motores turísticos de la provincia y en pueblos como Hospital de Órbigo, con una consolidada tradición peregrina, es común que la población aumente significativamente, sin embargo este año la situación es «desbordante» en palabras de su alcalde, Enrique Busto, que comenta que «este año hemos notado una cantidad enorme de gente tanto en el camping como en las piscinas»; así bien en esta ocasión y pese a celebrarse el Año Xacobeo el aumento más relevante no tiene que ver con el Camino. El regidor traslada que «este año el Camino no es como otros, no hay tanta gente, estamos acostumbrados a ver muchos más peregrinos pero por otra parte estamos notando un gran aumento de visitantes de nuestra vecina Asturias».

Riaño

Desde el Ayuntamiento de Riaño, su alcalde, Fernando Moreno, señala que «se está trabajando en atraer turismo» y añade que «ahora tenemos que trabajar para tratar bien a este turismo que está llegando. Queremos un turismo de calidad». Del mismo modo comenta que «sabemos de las limitaciones y no podemos abarcar más». Precisó que este turismo está generando cerca de 80 puestos de trabajo y esto se traduce en dar continuidad y mejora a servicios básicos. Según dice el regidor «con población se garantizan los servicios». De este modo este Ayuntamiento apuesta por cuidar su turismo.

Villablino

La comarca de Laciana es uno de los destinos turísticos elegidos especialmente en el mes de agosto, en donde las calles de sus pueblos se llenan de gente, algo que el alcalde de Villablino, Mario Rivas, valora muy positivamente: «si queremos apostar por el turismo es una gran noticia que nuestra comarca se llene de gente». A la vez, recordó que el incremento de afluencia durante la época estival se trata de un impulso socio-económico importante para el municipio «para lograr un turismo que tenga una línea continuista todo el año».

Para finalizar, Rivas destacó que la comarca de Laciana también es un foco importante para el turismo internacional debido a la importancia medioambiental de la zona; «algo en lo que tenemos que seguir trabajando», destacó.

DL16P16F1-18-04-16-3
Gran afluencia de visitantes en el mercado de Villablino. V. ARAUJO

DL16P16F3-18-05-15-7
Astorga ha visto incrementado su turismo notablemente. RAMIRO

DL16P16F4-18-27-49-9
Multitud de visitantes en el mercado de Sahagún. ACACIO

Villadangos del Páramo

El municipio de Villadangos del Páramo también nota el aumento poblacional durante el verano, según apunta su alcalde, Alejandro Barrera, «en las localidades de Celadilla y Fojedo, se aprecia un aumento estacional mayor, especialmente en julio y agosto, llegando casi a duplicar su población invernal». También incide en que Villadangos tiende a asentar población durante todo el año, algo que considera un «rara avis» en el medio rural.

El regidor también destaca que «la población del municipio también se ve aumentada por la presencia del camping de Villadangos, que en los fines de semana de julio y agosto alberga alrededor de 350 personas».

De este modo, sumando las tres localidades del municipio el Alcalde traslada que «podemos hablar del entorno a los dos mil habitantes durante algunos periodos del verano».

Sahagún

Desde la villa de Sahagún, su alcaldesa, Paula Conde, apunta a que «es claro el incremento de la población durante los meses de verano» pero también traslada que «es cierto que ya desde la pandemia, las casas que se abrían unas semanas, ahora se abren durante meses e incluso todo el año». Según Conde, «los pueblos ofrecen calidad de vida y oportunidades». El municipio de Sahagún acoge cada año personas que están de paso como turistas o peregrinos que se ven atraídos por la gran oferta cultural, la historia y el inmenso patrimonio que tiene Sahagún y sus pueblos, es así que durante todo el año, aunque en mayor medida en esta época del año, las calles se llenan de visitantes, repercutiendo de manera positiva en la economía local.

Quintana del Castillo

En la mayoría de las ocasiones, los visitantes veraniegos no son forasteros que no tienen que ver con los pueblos. En palabras del alcalde de Quintana del Castillo, Manuel Menéndez, «la mayoría son hijos del pueblo que regresan a la casa de sus abuelos». Por otra parte, este aumento de ciudadanos hace que algunos ayuntamientos atraviesen dificultades de suministro, en el caso de Quintana han tenido un incidente puntual con el abastecimiento de agua, pero también tienen que lidiar con otro de los problemas del medio rural, la conectividad.

El alcalde indica que «este año hemos tenido más conectividad que nunca por la nueva torreta que se ha instalado, pero esperamos que siga mejorando».

truchas

La Cabrera es una de las zonas de la provincia leonesa que con el paso de los años ha visto como sus convecinos iban desapareciendo hasta dejar pueblos prácticamente vacíos, pero el verano parece traer un respiro a esta situación con la llegada de veraneantes, según Francisco Simón, alcalde del municipio de Truchas, «el pasado fin de semana se notó un gran aumento de gente y ahora estaremos entre las 2.000 o 3.000 personas».

Astorga

Un mar de gente cada día viendo en lo alto de la torre del Ayuntamiento maragato a Juan Zancuda y Colasa tocar las campanadas para dar las horas. Eso lo que vive día a día durante este verano Astorga, que tal y como afirma el alcalde de municipio, Juan José Alonso Perandones, «la ciudad está llena todos los días prácticamente desde primera hora de la mañana y, era algo que nos esperábamos, pero no al nivel que se está produciendo».

Al respecto, Perandones cree que la difusión de Astorga estas pasadas navidades al albergar las luces de Ferrero Rocher han tenido mucho que ver en la atracción de turistas de diferentes puntos de la geografía española, sumado a todos los peregrinos que atrae el Camino de Santiago. «Es un lujo poder ver la ciudad con este ambiente turístico a pesar de la pandemia y, de hecho, se ve especialmente en la gran demanda que están teniendo los museos». Al respecto, detalla que «en el caso del Museo Romano para realizar la ruta romana no se ha podido atender toda la demanda que ha habido con esperas de hasta tres días para poder realizarla».

La Bañeza

La ciudad bañezana también ha visto como se ha incrementado la afluencia en sus calles, comercios y hostelería. Todo ello gracias al aumento de vecinos veraneantes llegados desde los diferentes pueblos de las comarcas de las tierras bañezanas, pero también por la presencia de veraneantes llegados a la propia ciudad. Así lo asevera el propio alcalde de La Bañeza, que explica que «cada vez son más los asturianos que deciden venir a disfrutar de su verano a La Bañeza porque es un lugar muy tranquilo donde se pueden encontrar de todo». Asimismo, afirma que también se aprecia afluencia de turistas durante distintos días «porque La Bañeza es una ciudad cada vez más atractiva culturalmente».

Han participado en la información: Jorge G. Castrillejo, V. Araujo, J. Mª Campos, A. Medina, Acacio Díaz y A. Rodríguez.

El verano trae consigo oleadas de visitantes que llenan los pueblos de vida
Comentarios