sábado 28/5/22
                      Participantes en la protesta de ayer. LUCA PIERGIOVANNI
Participantes en la protesta de ayer. LUCA PIERGIOVANNI

Convocados por la Federación Estatal de Sindicatos Veterinarios y vestidos con sus batas, los profesionales se reunieron ayer frente al Ministerio de Hacienda y caminaron, en un ambiente jovial y musical, hacia el de Sanidad, trayecto en el que se han coreado cánticos como «los veterinarios también somos sanitarios», un mensaje muy repetido también en multitud de pancartas entre las que también se dieron cita los veterinarios leoneses animados por el sindicato provincial.

Manuel Martínez, presidente de Fesvet, exigió a las autoridades sanitarias que dispensen a los veterinarios el mismo trato que reciben enfermeros, médicos o farmacéuticos, y demandó a la ministra del ramo, Carolina Darias, la integración de los veterinarios en el Sistema Nacional de Salud.

«Venimos a pedirle que lleve a cabo una especialidad en Ciencias de la Salud que sea la veterinaria de salud pública y comunitaria, y que los veterinarios puedan vender los tratamientos y medicamentos que ellos mismos prescriben a sus propios pacientes», indicó Martínez.

Iva no sanitario

El presidente de la federación también censuró que los veterinarios tienen «un IVA no sanitario», por lo que reclamó la equiparación de este tipo impositivo al resto de las actividades relacionadas con la salud.

En el plano educativo, Martínez recordó que es necesario «incrementar las dotaciones» para «mejorar la formación y la investigación» en las facultades, al tiempo que se debe ajustar el número de alumnos que ingresan con las necesidades del sector.

«También queremos recordar al Ministerio de Trabajo que vamos a exigir que lo mismo que está haciendo un estudio para mirar la siniestralidad que hay en otras profesiones sanitarias, que lo haga también para los veterinarios, porque es una profesión de riesgo y por tanto tiene que tener la modulación a la hora de la jubilación que tienen el resto» de trabajadores del ámbito de la salud.

Para Martínez, la exclusión de los profesionales del sector en la concesión de la Gran Cruz del Orden Civil, cuando fue entregada a médicos, farmacéuticos y enfermeras, es «una vergüenza», teniendo en cuenta que los veterinarios «han estado durante toda la pandemia vigilando la salud y el bienestar de los animales» y «comprobando que todos los alimentos que llegaban al mercado hayan llegado en unas condiciones aceptables y saludables». Por esta «discriminación», la Fesvet pedirá por escrito su inclusión en el mérito, aseguró.

Los veterinarios exigen en Madrid tener el mismo trato que enfermeros y médicos
Comentarios