jueves 24/9/20

Los veterinarios piden invertir en salud pública y en un nuevo modelo de seguridad alimentaria

Los veterinarios de Castilla y León han entregado su ‘hoja de ruta’ para avanzar en el diseño de las reformas de la Sanidad en la Comunidad. Así lo han confirmado desde el Foro de la Profesión Veterinaria en Castilla y León, organismo integrado por Colegios profesionales, Sindicato y Universidad, y que forma parte del grupo de expertos que aportará propuestas para la reforma sanitaria en la Comunidad. 

  Este amplio documento ya está en manos de la Consejería de Sanidad y de los grupos políticos e incluye una serie de «imprescindibles» para garantizar una mejora del Sistema de Salud, especialmente en materia de Salud Pública. El documento, firmado por el presidente de foro, Luciano Díez, apuesta por mejorar sustancialmente la cartera de servicios de Salud Pública, integrar en ella todas las actividades de control veterinario oficial, mejorar la Red de Vigilancia Epidemiológica de Castilla y León, registrar como Centros Sanitarios aquellos lugares de trabajo donde se desarrollan funciones veterinarias, el desarrollo efectivo del Registro autonómico de Profesionales Sanitarios, el desarrollo y estructuración de las demarcaciones sanitarias, así como la constitución de unos equipos de Salud Pública perfectamente incardinados en los equipos de Atención Primaria de las Zonas Básicas de Salud que integren las demarcaciones.

Díez insiste en que cualquier reforma sanitaria debe respetar el principio ‘One Health’, Un Solo Mundo, Una Sola Salud. «Cualquier factor que incida en la salud animal o en el medio ambiente repercute directa o indirectamente en la salud humana», señalan en el documento.

Tras recordar que es necesario superar «la vieja distinción entre atención sanitaria individual y salud pública colectiva», los veterinarios reclaman incrementar la inversión en políticas de Salud Pública, así como diseñar un nuevo modelo de seguridad alimentaria y de prevención y control de zoonosis. También apuestan por desarrollar un Plan Regional frente a las resistencias microbianas, una de las mayores amenazas para la Salud Pública.
Entre sus conclusiones para acometer la reforma sanitaria de destacan que las tareas veterinarias en Salud Pública, relacionadas con el control de la higiene, la tecnología y la investigación alimentarias, así como la prevención y lucha contra las zoonosis deben considerarse una actividad básica del sistema sanitario. 
Los servicios sanitarios, y en especial la Atención Primaria, deben asumir un papel más relevante en la acción preventiva y en la salud comunitaria. La inversión en salud es una de las políticas públicas más rentables. Para ello se requiere que la sociedad se organice de forma que se fomente, proteja y promueva la salud de las personas, tanto en su esfera individual como colectiva. Para ello hay que desarrollar y estructurar las Demarcaciones Sanitarias y constituir los Equipos de Salud Pública.

Es imprescindible recuperar desde los servicios regionales de Salud  la gestión de las competencias integrales de la Veterinaria de Salud Pública, así como la incorporación orgánica de todos los veterinarios oficiales que desarrollan dichas prestaciones en los ámbitos de la salud y bienestar animal, seguridad sanitaria alimentaria, salud ambiental, gestión sanitaria y promoción de la salud, en una categoría sanitaria única y homogénea. 

Los veterinarios piden invertir en salud pública y en un nuevo modelo de seguridad...