lunes 21.10.2019
FORO DE LA PROFESIÓN VETERINARIA

Los veterinarios solicitan un mayor control de la industria alimentaria

El Consejo de Colegios Profesionales, la ULE y Uscal-Sivecal crearán el foro de la profesión
Maite Carbajo, Luciano Díez y Juan Carlos Alonso presentaron el foro veterinario. MARCIANO PÉREZ.
Maite Carbajo, Luciano Díez y Juan Carlos Alonso presentaron el foro veterinario. MARCIANO PÉREZ.

Mejorar la inspección sanitaria para evitar casos como la infección por listeria que se ha producido recientemente en Sevilla, el reconocimiento de los veterinarios como personal sanitario y la calidad de los estudios universitarios son los principales objetivos del Foro de la Profesión Veterinaria, que se constituirán el martes en León el Consejo de Colegios Veterinarios de Castilla y León, la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León y el sindicato Uscal-Sivecal. Las tres instituciones apuntaron que el foro dará cabida a las organizaciones públicas o privadas que deseen sumarse a esta iniciativa.

 

El presidente del consejo colegios veterinarios de la Comunidad, Luciano Díez, explicó que el foro analizará los problemas de la profesión «para mejorar el servicio de los veterinarios a la sociedad», en el concepto de ‘Una sola salud’, promovido por organismos internacionales como la OMS y la ONU, que tiene en cuenta las interacciones entre la situación sanitaria de las personas, de los animales y la conservación del medio ambiente.

 

En la problemática de la salud pública, Díez apuntó la necesidad de revisar el sistema de inspección en las industrias agroalimentarias, como pone de manifiesto el brote de listeriosis que ha vivido Andalucía este verano. Aunque el sistema «es bueno y hasta ahora ha funcionado, cuando no es adecuado el personal o el sistema de distribución de quienes trabajan ocurren fallos que, aunque son pocos, tienen repercusiones en la salud pública e incluso hay muertos».

 

PERSONAL Y ANÁLISIS

 

Casos como el de la carne mechada son consecuencia, indicó Díez, de que el procedimiento actual «se fía mucho de que quienes dirigen las empresas son buenos profesionales, honrados», y cumplen con el sistema de autocontrol. «Cuando esto no es así y, además, tienen unas empresas pirata y el personal de la Administración es insuficiente —donde tenía que haber veinte personas hay nueve, como en Sevilla—, es imposible detectar esto con la suficiente antelación». Díez abogó por una solución que podría pasar por realizar los análisis de los alimentos «en laboratorios oficiales».

 

El foro también abordará el reclamado desarrollo de la carrera sanitaria para la profesión, tanto en el ámbito público como en la actividad privada. Con la mayoría de los veterinarios de la Junta afiliados a Uscal-Sivecal (del 60 al 70%), su presidente, Juan Carlos Alonso, abogó por una reforma de la estructura de la Administración autonómica que reúna a los profesionales sanitarios «dispersos ahora en las consejerías de Sanidad, Agricultura y Ganadería y Medio Ambiente, en una estructura similar a la del Sacyl, con una sola cabeza». Si bien este tiene carácter asistencial, la función del nuevo departamento de sanidad pública sería preventiva, dijo. Seguridad alimentaria, sanidad animal y medio ambiente se darían la mano en este organismo.

 

Abordó también «la regulación de los convenios colectivos» para los veterinarios del sector privado, a fin de conseguir un ejercicio de la profesión «en libertad y con unos ingresos que garanticen una vida digna», dado que los veterinarios son los profesionales sanitarios peor pagados.

 

MEJORAR LOS ESTUDIOS

 

La decana de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León (ULE), Maite Carbajo, manifestó la preocupación de la Conferencia de Decanos de España por la apertura de nuevas facultades sin instalaciones que garanticen unos estándares educativos adecuados y que suponen la salida de unos profesionales que el mercado de trabajo no puede absorber. Reclamó ampliar «en un mínimo de treinta» los créditos para obtener el graduado a fin de mejorar la formación de los futuros profesionales y manifestó el temor de que la empresa privada no facilite prácticas a los alumnos ante la obligación de dar de alta a estos en la Seguridad Social.

Los veterinarios solicitan un mayor control de la industria alimentaria