domingo 23.02.2020
TRANSPORTE EN LA PROVINCIA

Viaje esencial para la salud rural

Los vecinos del municipio de Valderrey sin consultorio en su pueblo consideran "básico" el servicio de transporte que les ofrece el Ayuntamiento para poder recibir atención médica
Los vecinos a su llegada al consultorio. JESÚS F. SALVADORES
Los vecinos a su llegada al consultorio. JESÚS F. SALVADORES

«Si nos quitan este autobús para ir al médico se jodió», asegura un vecino de Bustos que ayer acudió en el servicio de transporte que les facilita el Ayuntamiento de Valderrey cada miércoles para poder recibir atención médica en el Consultorio Municipal ubicado en Castrillo de las Piedras.


Un transporte que ayer tan sólo fue utilizado por cuatro vecinos del municipio: dos de Bustos y otros dos de Tejados. No obstante, un servicio que a juicio del alcalde, Gaspar Miguel Cuervo, «con que sea utilizado sólo por una persona ya merece la pena prestarlo a los vecinos porque todos tenemos que tener el mismo derecho a recibir una sanidad digna».

 

Una recogida de pacientes en autobús que fue puesta en marcha en 2009 después de que varias pedanías del municipio tuvieran que ver como sus consultorios tenían que echar el cierre por contar con menos de 50 cartillas. Desde entonces, cada miércoles a partir de las diez de la mañana un autobús pasa por las pedanías para recoger a aquellos vecinos que quieran ir al Consultorio Municipal y les espera para volverlos a llevar de vuelta hasta que acaben.

 

«Si no fuera por este Ayuntamiento estaríamos a dos velas», afirmó una vecina de Tejados, que confiesa que para ella es un servicio «indispensable» porque vive sola y no tiene ningún medio de transporte. Una premisa que comparte otra vecina de Bustos, que aseveró que «los días que no pasa el bus y necesito venir al médico me toca venir andando». «No nos queda otro remedio que ponernos enfermos los miércoles», bromeaba la vecina de Tejados. Ya sea para que les diagnostiquen cualquier enfermedad, para hacerse análisis o para pedir recetas, todos coinciden en que es un servicio «básico» para ellos porque si no, no podrían vivir en el pueblo. Un servicio de transporte que defendió otra vecina de Curillas, que argumentó que «hoy tengo suerte que está mi hijo y me ha podido traer en coche, pero otros día no me queda otra que venir en autobús porque no tengo ningún medio para desplazarme». «No podemos tener queja», añadió el vecino de Bustos.

Viaje esencial para la salud rural