miércoles 19/1/22

La pedanía lacianiega de Caboalles de Arriba rendirá homenaje a uno de sus vecinos y mineros más antiguos el próximo día 4 de diciembre, con motivo de la festividad de Santa Bárbara. Constantino Marcos, de 83 años, natural de Caboalles de Arriba, empezó a trabajar en el Grupo La Escondida con 19 años para librarse del servicio militar, donde estuvo año y medio. En esta explotación sufrió un grave accidente debido a la falta de ventilación. «Fue el único que tuve» destacó Marcos, quien recuerda que también estuvo en el lavadero de Coto durante tres años. Posteriormente volvió a su trabajo como minero en el grupo Paulina, empleo que compatibilizó con su carnicería. Con 25 años se casó con Eloina Álvarez, natural de Villager, y de esa unión llegaron dos hijos, Tino y Sonia, y tres nietos, Raúl, Rubén y Raquel. El homenaje, que ya cuenta con su vigésimo sexta edición, se celebrará a las 13.15 horas, con una misa y, a continuación, la entrega de un diploma y una lámpara de mina.

Una vida bajo la sombra de la mina