domingo. 03.07.2022

La Virgen hace el milagro para que rompa a llover

La romería devuelve la talla mariana a su santuario de Castrotierra tras conseguir regar los campos y prepararlos para la siembra

La lluvia acompañó ayer por la mañana a la Virgen de Castrotierra de regreso a su santuario. Un recorrido que los romeros iniciaron en la catedral de Astorga, donde la talla permanecía tras la primera parte de la rogativa, a la ermita a fin de que la Virgen del Castro regrese su santuario, después de pasar siete días en la capital maragata.

Los romeros completaron así un recorrido de seis horas y 18 kilómetros hasta llegar al santuario. El camino de la talla mariana estuvo acompañado, además de por la lluvia por la que los vecinos clamaban para favorecer las cosechas de este verano, por los pendones y las cruces parroquiales de los pueblos de las comarcas cercanas.

La Virgen de la lluvia, cuya salida fue aprobada por los Procuradores de la Tierra ante la amenaza de la sequía, volvió a su santuario en una jornada especialmente lluviosa y con el objetivo cumplido, regar las tierras leonesas para nutrirlas y refrescarlas a fin de conseguir una buena cosecha y dar esperanza al campo y a los agricultores.

Los procuradores, representantes de los pueblos de Nistal, Pelada, Piedralba, San Justo, San Román, Sopeña y Carneros, Brimeda, Castrillo, Murias de Rechivaldo y Valdevieja aprobaron a finales de marzo sacar a la Virgen en romería para que les ayudase ante la amenaza de sequía. En 2017 fue la última vez que la Virgen de Castrotierra salió en romería y aunque estaba previsto que también lo hiciese en 2019, en esta ocasión no se llevó a cabo la romería ante el fallecimiento del obispo de Astorga a Juan Antonio Menéndez.

La Virgen hace el milagro para que rompa a llover
Comentarios