viernes 3/12/21
La Virgen de Boinas, vitoreada en su recorrido.

La tradicional romería de Boinas, patrona de Matallana de Torío, que se cobija durante el año en el Santuario de Boinas, en Robles de La Valcueva, alcanzó ayer su máximo esplendor, no sólo por los miles de romeros que se desplazaron hasta el lugar, sino también por el colorido que ofreció la imagen durante el recorrido procesional, arropada en todo momento por decenas de pendones de la provincia, entre el fervor y la tradición de las gentes de los pueblos del Torío.

El momento álgido tuvo lugar al llegar la imagen de Boinas en torno a la ermita, cuando los romeros y vecinos del municipio vitorearon con energía su nombre -«¡Viva la Virgen de Boinas!»- antes de entrar al templo, donde se ofició la misa solemne. El alcalde de Matallana, Efrén Aldeano, y los miembros del equipo de gobierno acompañaron a la patrona en procesión desde la plaza de Robles hasta la propia ermita de Boinas, al son de la música de la dulzaina y el tamboril.

Los miles de romeros disfrutaron de forma paralela de la degustación del típico plato de bonito, acompañado siempre por sidra o vino, además de los numerosos puestos y expositores de la Feria de Artesanía que se dieron cita en la campa que rodea el santuario.

Pero la paella popular fue también uno de los puntos clave de la cita campestre, en la que se realizaron cinco grades paelleras con cientos de kilos de arroz. Los bolos y la danza española coparon los actos.

¡Viva la Virgen de Boinas!
Comentarios