miércoles 25/5/22
                      medina
medina

Día grande y con la solemnidad de estar viviendo un momento histórico el que se vivió durante la mañana de ayer en Laguna de Negrillos. La localidad celebra su fiesta del Voto, la más íntimamente sentida por los vecinos. Y de los vecinos es también su nuevo pendón, recuperado por el Ayuntamiento tras décadas desaparecido. Tradición y devoción, sentir de un pueblo orgulloso de su historia.

La jornada arrancó en las proximidades de la casa de cultura con un desfile de una docena de pendones llegados de localidades cercanas y del resto de la provincia, enseñas que querían acompañar y ser fieles testigos del acontecimiento. Una vez en la plaza Mayor (San Juan Bautista), a las puertas de la iglesia parroquial y en presencia de las autoridades civiles y eclesiásticas, los danzantes de la villa y del pueblo en general, se presentó y bendijo el nuevo pendón de Laguna de Negrillos, de color azul con bandas doradas, a modo de cómo lo describe el documento más antiguo encontrado que hace referencia al mismo.

Y es que, según las investigaciones realizadas por Javier Benéitez, en los libros de la fábrica (cuentas) de la iglesia de Nuestra Señora del Arrabal, en un inventario fechado el 28 de septiembre de 1652, un apunte habla de «un pendón de damasco azul nuevo, con su tarjeta en medio y borlas». Hace, pues, casi cuatrocientos años Laguna de Negrillos tenía pendón. No podía ser de otro modo en una villa de tan alto abolengo. Y era azul, como el que se presentó ayer.

Durante los siglos posteriores Benéitez fue capaz de documentar tanto en los libros de cuentas de la iglesia de Nuestra Señora del Arrabal como en los de la parroquia de San Juan Bautista numerosas referencias al pendón, que fue modificando sus colores. Incluso descubrió una curiosidad que habla de la importancia y el prestigio de esta enseña ya que los vecinos pujaban y pagaban por poder portarlo.

Volviendo al día de ayer, tras la bendición, la comitiva se dirigió a la iglesia del Arrabal para seguir la liturgia que marca la fiesta del Voto. En este templo se celebró una eucaristía en honor a la Virgen del Arrabal. Al terminar, se trasladó en procesión la imagen hasta la parroquia de San Juan Bautista acompañada por los danzantes. Y es que esta es la única ocasión en todo el año en la que la patrona sale de su templo, para volver a él hoy en otra procesión por las calles del pueblo, siempre flanqueada por los danzantes.

Por lo demás, las fiestas también tienen su carácter lúdico. Ayer no faltó un festival de pelota a mano, un evento de música, danza y poesía y verbena por la noche. Para hoy el programa anuncia un espectáculo de circo y música y conciertos de rock con Dementes y The Skalzos.

El Voto se viste de azul y oro