martes 24/5/22

El ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, se reunió ayer con el presidente Juan Vicente Herrera en Valladolid, y con el consejero del ramo Juan José Mateos, para abordar direfentes temas de actualidad referentes a Castilla y León. Entre los asuntos tratados se habló de la propuesta de supresión de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en el Colegio Rural Agrupado (CRA) de Riaño, lo que obligaría a sus 17 alumnos a transladarse al Instituto de Educación Secundaria (IES) de Cistierna, algunos de ellos desde localidades de las zonas más occidentales de Picos de Europa, como Posada de Valdeón o Caín, lo que supone para ellos un recorrido de más de 130 kilómetros, por una carretera de alta montaña.

Sobre este asunto Wert explicó que «estas cuestiones que están determinadas por los factores demográficos, en ningún caso hay que ser doctrinario. Evidentemente, los centros con muy pocos alumnos plantean un problema de coste y de eficiencia, pero estos problemas tienen que ser examinados en relación con las alternativas». En este sentido avanzó que «si un CRA en una zona poco poblada necesitase ocho alumnos y no los hay, y la alternativa es que los niños tengan que hacer 120 kilómetros, pues deja de ser una alternativa». El ministro reconoció que «hay que ser realistas y considerar que esto es un Gobierno y no un proyecto de ingeniería social, no le vamos a decir a la gente dónde tiene que vivir».

Por eso, el ministro aseguró que «si en esas zonas falta masa crítica, para que el coste del proceso educativo responda a unos patrones establecidos de eficiencia, pues qué le vamos a hacer», y confirmó que «por encima de todo está el valor superior de la Educación y el compromiso constitucional de facilitar una educación de calidad como está establecido».

«Lo vamos a estudiar»

Por su parte, el consejero de Educación insistió en que, como ya explicó en la comparecencia de las Cortes de Castilla y León, «estudiaremos las características de cada centro y, por supuesto, habrá excepciones. Vamos a reconsiderar y estudiar la situación de los alumnos de Posada de Valdeón y de Oseja de Sajambre, porque el hecho de que se tengan que desplazar 130 kilómetros por carreteras de montaña supone una condición más que importante y una variable que, sin duda, vamos a tener en cuenta».

Wert: «Que los niños recorran más de 120 kilómetros no es una alternativa»