lunes 26/7/21
Nueva vía de comunicación entre osos cantábricos

Zarpazos con mensaje

Investigadores del CSIC demuestran que los osos pardos se comunican entre sí a través de los arañazos o mordeduras que dejan en los árboles y dan información sobre su presencia, tamaño y estado reproductivo
oso
El estudio demuestra que los osos buscan además los árboles con la corteza adecuada para dejar sus señales. DL

Los osos se comunican entre ellos, tienen un lenguaje propio con el que se informan, entre otras cosas de su presencia, su tamaño o su estado reproductivo. Pero, ¿Cómo lo hacen?.

La respuesta la tiene el grupo formado principalmente por investigadores del CSIC y de la Universidad de Oviedo, muchos de ellos pertenecientes al Grupo de Investigación del Oso Cantábrico (www.cantabrianbrownbear.org) que junto con personal de la Guardería del Principado de Asturias (Patrulla Oso) y del Fapas, han presentado evidencias experimentales que, por primera vez, respaldan el uso de un nuevo canal de comunicación intraespecífica por medio de marcas visuales en el oso pardo.

La mayoría de las investigaciones sobre mamíferos se han centrado casi exclusivamente en la señalización química (excrementos, orina y secreciones de glándulas corporales) y acústica. En cambio, la comunicación visual podría ser una forma de comunicación pasada por alto, a pesar de ser quizás tan importante como los otros canales. Según los investigadores, el patrón de coloración de los mamíferos ha evolucionado, lo que desde hace tiempo indica que los mamíferos usan señales visuales para comunicarse a través de marcas físicas como mordeduras y rasguños, que además son más duraderas en el tiempo y resistentes a los cambios ambientales que, por ejemplo, la señalización química.

Además, las señales visuales funcionan también de forma remota, es decir, incluso cuando el individuo que deja la señal se encuentra lejos de la ubicación marcada. El marcado visual también puede permitir que los animales reduzcan las visitas repetidas a puntos estratégicos de marcado y, por lo tanto, ahorren tiempo y energía que de otro modo puede ser dedicada a otras actividades, como la alimentación y la reproducción.

Interacciones poco frecuentes

Los osos pardos suelen presentarse en densidades bajas en toda su área de distribución, lo que hace que las interacciones directas entre sí sean poco frecuentes. Debido a ello, las especies solitarias como los osos pueden beneficiarse de estas marcas visuales para dar a conocer a otros ejemplares su ubicación, tamaño y estado reproductivo. Hasta la fecha, los estudios sobre la comunicación de los osos han destacado principalmente la comunicación olfativa. Sin embargo, desde principios de los años ochenta, las marcas de osos en los árboles han desconcertado a los investigadores. La motivación detrás de los mordiscos y arañazos efectuados por los osos pardos sobre los árboles han dado lugar a gran variedad de teorías relacionadas con la deposición glandular de olor, pero ninguna de estas hipótesis se ha considerado satisfactoria ni se ha probado nunca. Así, el comportamiento de descortezado de los troncos por los osos pardos, que deja marcas muy visibles en los troncos de los árboles, presenta una oportunidad única pero inexplorada para investigar nuevas formas de comunicación visual en mamíferos terrestres y comprender mejor la comunicación den los osos y en los carnívoros en general. Este grupo de investigación presenta evidencias inéditas que sugieren que el oso pardo emplea la señalización visual a través del descortezado de árboles para la comunicación intraespecífica. Después de manipular las marcas de árboles de oso en la Cordillera Cantábrica, los investigadores observaron que los osos durante la temporada de celo retiraban las tiras de corteza que los investigadores habían utilizado para tapar las marcas previas. Este hecho sugiere que este descortezado representa un canal de comunicación visual utilizado para la comunicación intraespecífica.

Pocos encuentros

Los osos solitarios son los que más usan estas marcas ya que a penas interactúan con otros ejemplares

La visibilidad de una señal visual no solo aumenta por su posición en un lugar muy visible, como puede ser un árbol de rascado al borde de un camino, sino también por el contraste entre el color de la señal y su fondo. De hecho, mediciones de contraste revelaron que siempre existe una diferencia de contraste notable entre el color de la corteza y el color de la marca, es decir, del sustrato interior de la corteza que aparece después de que un oso efectúe una marca con sus dientes o garras. Los osos parecen también seleccionar algunas especies de árboles, probablemente debido a las características de su corteza, como su blandura.

Zarpazos con mensaje
Comentarios