viernes. 03.02.2023

Amalgama estilística... «cazador de imágenes»

Avanzado estilismo, modularidad interior, tracción permanente a las cuatro ruedas... Renault viste de futurismo al Trafic hasta convertirlo en un «furgón ilustrado». Su nombre: Trafic Deck¿up.
Tal parece que la marca del rombo no quisiera dejar pasar la mínima oportunidad o salón del automóvil para dar a conocer un prototipo de concepto. Ahora, le ha tocado el turno a Bruselas y al concept Trafic Deck¿up, desarrollado sobre la base de un Trafic «normal» e inspirado en el Renault Kangoo Break¿up que, como aquel, ofrece una parta trasera inspirada en el principio del recorte del techo y los costados de la carrocería para ofrecer la misma funcionalidad de un «pick-up». Desde su lanzamiento a finales de 2001, el Renault Trafic no ha dejado de inspirar los diseñadores del rombo. Después del Trafic Dataespace (2001), un concepto enfocado al transporte de hombres y mujeres de negocios, el fabricante acaba de presentar un nuevo concept-car pensado para el ocio al aire libre y a la aventura más allá de la carretera. El Trafic Deck¿up viene a recordar, en la línea de los concept Modus2 y Operandi, que la utilidad no está reñida con la comodidad y la elegancia, con lo que la marca denomina un vehículo pensado para los «cazadores de imágenes». El frontal del nuevo prototipo recuerda poderosamente, se diría al centímetro, al del Trafic de todos los días: calandra y ópticas perfectamente reconocibles, a la vez que muestra su propia personalidad merced a una mayor generosidad de proporciones, a la vez anchas y compactas. Es 180 milímetros más corto (reducción de la batalla en 80 milímetros) aunque también 21 milímetros más ancho que el Trafic original. El voladizo trasero se ha recortado en más de 200 milímetros, con lo que el Deck¿up evoca potencia y robustez. La rueda de repuesto en el exterior del portón trasero, las llantas de 20 pulgadas, una elevada altura al suelo y la tracción 4x4, ya ponen de manifiesto las particularidades de un vehículo destinado a su utilización off-road . La planta motriz elegida es el 2.5 dCi de 135 caballos, unido a una caja manual de 6 velocidades. Pensando en esos «cazadores de imágenes» a los que está teóricamente destinado el Deck¿up, el modelo dispone de una plataforma abierta, similar a la de los vehículos utilizados en los safaris fotográficos. El reportero dispondrá así de una panorámica de 360º y podrá plasmar unas tomas idóneas, en contacto directo con el sujetos y tema elegidos. La parte de plataforma «pick-up» puede aislarse de la generalidad del habitáculo mediante una mampara realiza con persianas de material translúcido, de forma que el habitáculo recibe toda la luz posible, incluso en configuración cerrada. Cuando se abre, la mampara se desliza por el techo de la doble cabina y no ocupa espacio suplementario alguno. También puede accederse a la plataforma zaguera por una puerta batiente que se abre a 90º y que sirve como soporte para la rueda de repuesto. En la parte delantera, la doble cabina está equipada con cuatro asientos; fijo el del conductor, mientras que los de los pasajeros delanteros y traseros pueden girarse 180º. Están montados sobre raíles tipo Espace y también pueden deslizarse hasta la parte «pick-up» abierta. El piso en chapa de aluminio y los tejidos estampados, contribuyen a dar al conjunto interior un toque de modernidad.

Amalgama estilística... «cazador de imágenes»
Comentarios