sábado. 28.01.2023
JOSEMI R. S. | texto Aparece usted en la vida de los españoles como una brisa de aire fresco para unos y como viento huracanado para otros. Todos coinciden en que es usted una señora guapa, preparada, perseverante y ambiciosa. Una persona que se ha hecho a sí misma, que ha presentado un telediario y que en este momento el telediario es usted misma. Ahora, el aprendizaje, la adaptación, los preparativos, la boda... y después los problemas, los sacrificios, los deberes y los privilegios. Me pareció adivinar que a la declaración de amor de su Alteza Real el Príncipe de Asturias le respondió con una declaración de privilegios. No es tarea fácil la que le espera. No ha tenido usted suerte con su antecesora, la reina doña Sofía, que siendo una desconocida para los españoles nos ha sabido ganar con sus gestos, su saber estar, su dedicación, su trabajo y su majestuosa distancia. Mucho tendrá usted que esforzarse para estar a su altura, pues no olvide nunca que en este mundo cruel, donde España tan monárquica se levantó un día republicana, cualquier mal paso, torpe actitud, exceso de protagonismo, será calificado de inadmisible por esos mismos cortesanos que hoy, casi sin conocerla, se deshacen en elogios hacia su persona. Posiblemente nietos de aquellos que echaron al bisabelo de su futuro marido, aplaudieron a su real y futuro suegro en la plaza de Oriente después de hacer la cola de Franco y asistieron emocionados al entierro del profesor Tierno Galván por las calles de Madrid. A partir de ahora tendrá usted que ganarse el sueldo, además de pasear. 1397124194

Carta abierta a Doña Letizia SOCIEDAD
Comentarios