sábado. 03.12.2022
CANTO RODADO

de película

durante 30 años pp y psoe han cerrado los ojos al enriquecimiento de pujoles y ahora quieren cegarnos con sus juegos malabares

Septiembre llega para espabilar nuestras almas tendidas al sol o anubladas por las tormentas de verano. El calendario endereza los hábitos desaliñados a la orilla del mar o en el pueblín y nos devuelve a la ponzoña de la realidad, sin miramientos. Quienes fueron al extranjero se dan de bruces, a la vuelta, con los mismos títulos, idénticos personajillos. Todo fue como una película. El verano sigue, con los días menguados y las huertas en plena cosecha. En su carrera hacia el principio del otoño, el sol nos advierte con los rayos cada vez más bajos que estamos a punto de cambiar de estación.

Comienza el curso. Los partidos políticos se visten de uniforme para disimular las lorzas de la corrupción que todo lo rodea. Y se aceleran las obras para cumplir los plazos electorales, obras que llevan a ninguna parte como los viajes en los trenes fantasma que aún se sienten en las estaciones despojadas del chacachá. El Ave corre a León que se mata. Pero la ciudad sigue con la estación de Feve cerrada y la vieja estación del norte abandonada. Lista para rodar una película de misterio. O de miedo.

Gángsters

El cine de gánsters es el género que mejor se adapta a la realidad del país en los últimos tiempos. Los actores principales guardan un parecido espectacular con los grandes personajes de las películas de culto como la trilogía de El Padrino, que ayer reponía una cadena de televisión en sesión continua sin duda para ayudarnos a volver a la realidad.

Felipe González pone la mano en el fuego por Pujol mientras el Gobierno, con el piquito de Montoro, le llama de todo menos bonito. Durante 30 años, gobiernos socialistas y del PP han cerrado los ojos al enriquecimiento de muchos pujoles y ahora intentan cegarnos con sus juegos de malabares desde atalayas privilegiadas y oportunistas. Magistral la frase que pronuncia Michael sobre Don Corleone: «Mi padre no es diferente de ningún otro homb poderoso... como un senador o un presidente».

Resultones

Mientras tanto, Pedro Sánchez se afana en embellecer el panorama del PSOE y en tender puentes a diestra y siniestra con ese lenguaje que parece que no, pero que sí. Es el código de los resultones. El que practica Tino Rodríguez, que siente debilidad por los políticos de 40 años, aunque jura por sus Playmobil que no toma parte por Villarrubia ni por Tudanca. Elemental, querido Tino, que diría Sherlock Holmes.

Juegan a los acertijos estos políticos locales en busca de su suerte. Unos por un escaño en Madrid. Otros por un despacho en el Palacio de los Guzmanes. Matías Llorente dice que dispuesto a pactar con unos y otros. La UPL parece la única garantía para un puesto en la Diputación. El anuncio ya ha levantado ampollas en el sur de León.

Luego se quejan porque les toman ventaja los nuevos actores políticos con barba y coleta. Son nuevos en el oficio, no tienen pasado y encima dicen cosas que entiende todo el mundo. Pablo Iglesias está tan cotizado que ha decidido no venir a rodar a León. Tanta polémica con los escenarios para nada.

Lobos

En León estamos con el cine negro, aunque ciertamente hay escenarios para todos los gustos. Y disgustos. El cine nos puede salvar de los lobos. Astorga lo ofrece en un raudal de cortos y una semana dedicada a los escenarios del cine y La Baña con el encuentro de cine documental etnográfico y de naturaleza dedicado precisamente al lobo. Más cine, por favor.

de película
Comentarios