lunes 26.08.2019
CON GARRAS Y PATINES

Un deporte no apto para barbies

Las chicas de Lions Girls conforman un curioso equipo de roller derby, una disciplina de contacto poco conocida pero con un importante componente de originalidad y diversión en el que conviene ir bien pertrechado
fernando otero perandones
fernando otero perandones

Es igual de desconocido que de especial y divertido. Patines, rodilleras, coderas, muñequeras, casco y protector bucal componen la equipación necesaria para practicar roller derby, un deporte femenino de contacto que se desarrolla en una pista oval y que está dando muchas alegrías a las leonesas Lions Girls. Hay que ir bien pertrechadas para jugar sin riesgo.

Comenzaron esta loca aventura hace tres años como una sección del club de patinaje de León. Pero esta disciplina engancha y poco a poco han ido tomando su propio camino, creciendo y saliendo adelante «gracias a nuestro esfuerzo, ya que es un deporte que nosotras mismas gestionamos y financiamos», asegura Patri, una de las componentes de las Lion Girls Roller Derby.

Su filosofía es distinta a la mayoría de los deportes femeninos. «No tenemos niñitas a las que se les da un empujón y se caen muertas de dolor, tenemos tías fuertes y segura de sí mismas que, aunque reciban mil golpes y se caigan, siempre se levantan y nunca se rinden. Hay estrategia, hay trabajo en equipo y, sobre todo, hay mucho compañerismo porque juntas somos más fuertes. Esto bien podría ser un manifiesto feminista, pero es la esencias de las Lion Girls y, precisamente ahí, reside parte de su magia.

FOTO: FERNANDO OTERO PERANDONES

Velocidad y estrategia son dos de los ingredientes básicos para que la receta del roller derby salga bien. En el sentido contrario a las agujas del reloj se desplazan las cinco jugadoras (un anotador y cuatro defensas) de cada uno de los dos equipos compiten para hacerse con el mayor número de puntos posible en dos periodos de 30 minutos cada uno.

El camino hasta aquí no ha sido fácil. «Hemos tenido muchos problemas para encontrar pistas adecuadas para entrenar, sobre todo en invierno, pues en verano contamos con la pista de hockey del barrio de San Esteban», señalan. La comparten con el Club de Hockey in Line León, que les ayudan a que su sueño continúe haciendo, por ejemplo, de voluntarios y árbitros en los eventos que organizan. Entrenan dos días a la semana y ahora, al haber acabado las escuelas deportivas del Ayuntamiento, están sin pabellón. Señalan que tienen poco a poco institucional. «Unas pocas horas libres para entrenar y en pistas que no tienen buen suelo para patinar, por eso el roller derby es un deporte autogestionado y autofinanciado», aseguran.

Forman una comunidad de alrededor de 20 personas entre jugadores, árbitros y NSO, pero cualquiera tiene cabida en la comunidad Roller Derby. «Es abierta a la igualdad y a la horizontalidad y practicamos el body positive como norma», aseguran. Algunas han llegado al equipo sin conocer a nadie. Otras, después de conocer a las Lion Girls a través de las redes sociales o medios de comunicación y también las hay que se han enrolado porque conocían a alguna jugadora.

POCO CONVENCIONAL

Quienes lo practican aseguran que es más de un deporte al uso. «Solemos juntarnos entre los equipos para jugar, entrenar o convivir, lo que lo hace aún más especial», aseguran.

Acaban de hacer un reclutamiento de jugadoras y su objetivo es conseguir más adeptas a este equipo que también admite chicos que se unan al jugador que ya tienen con el fin de formar un equipo masculino en León. Eso si, todas y todos tienen que ser mayores de edad para formar parte de las Lion Girls. «La experiencia ha sido bastante buena, acudieron cuatro chicas que nos habían conocido por las redes sociales y por noticias sobre nosotras. Están bastante animadas y con ganas de aprender», relatan.

Aquí la diversión está garantizada. «En roller derby todo es divertido. Es divertido entrenar, jugar, viajar para ver, jugar o ayudar en otro partido, tener fiestas después de cada encuentro...todo, porque nosotras lo hacemos divertido».

Tienen su primer campeonato nacional a las puertas. Será en Murcia los próximos 22 y 23 de junio y las leonesas se unirán al equipo vigués Sereas Brabas, pues ninguno de los dos tiene jugadoras suficientes para poder jugar de manera independiente. La final se disputará en Madrid el 6 y el 7 de julio.

Pese a lo que pueda parecer, esta disciplina no es nueva. Su origen se remonta a los años 20, cuando el Chicago Tribune empleó el término para describir carreras de patines de varios días. Su resurgir llegó en el año 2000 desde entonces, aunque es un deporte minoritario, va creciendo a buen ritmo.

Un entrenamiento de esta semana de las Lion Girls Roller Derby. En las imágenes, algunas de las componentes del equipo leonés practicando estrategias de cara a su próximo enfrentamiento. FERNANDO OTERO PERANDONES

Un deporte no apto para barbies
Comentarios