jueves. 18.08.2022

Fue uno de los primeros leoneses que intentó un récord, en su caso llevar el balón en la cabeza el mayor tiempo posible. En 1990, lo batió dos veces en la capital leonesa. Para el Guinness dejó la marca de 19 segundos y 8 décimas. El escenario del primero fue el Hispánico y del segundo el parque de La Granja, donde recorrió más de cien metros por la banda.

Dimas Álvarez: casi 20 segundos sin que se cayera el balón al suelo
Comentarios