jueves 19/5/22
CANTO RODADO

Intocables

la política del pp es una película de serie ‘b’ del thatcherismo. van a por los servicios públicos, a por los mineros y pronto irán a por la poesía

Bárcenas, el ex tesorero del PP, ha quedado eclipsado por Pujol hijo. En lo de apilar capital en paraísos fiscales el catalán está dejando a la altura del betún al maragato consorte. Salvo que en próximos capítulos de esta novela real que nos acosa —del género escrache negro— aparezcan nuevas montoneras de dinero de Bárcenas y la señora que arregla electrodométicos. Ansiosa estoy porque aparezcan los intocables de Elliot Ness. Ah!, ya... que Acabáramos. Sí, en este culebrón se necesita un cuerpo especial planetario y mucha honradez (si es que la palabra no se ha podrido en el Drae) para perseguir a tanto intocable y no darles descanso ni en Qatar.

Intocables por sangre azul o por haber entrado en recinto intocable. Intocables por haber salido de unas urnas. Intocable por haberse retirado con sueldo de presidente de Gobierno y cobrar de Gas Natural. Intocables por decreto. Intocable por banquero.

La casta y el ectoplasma

En 35 años de Constitución hemos creado una casta de intocables. Sólo les falta la aureola de santos. Al presidente del Gobierno plasmático le vendría que ni pintada. Porque en realidad Mariano Rajoy no quiere hacer sufrir al pueblo. ¿No os dáis cuenta de lo que padece este hombre que no se atreve ni a dar la cara ante los y las periodistas?

Se ha convertido en ectoplasma para mayor indolencia y asustarnos con las sábanas que agita la secretaria del PP, Dolores de Cospedal, la que nos llama nazis. Mira, Dolores, si nos ponemos a faltar, en plan obispa, a lo mejor te das cuenta de que la gente a la que desahucian, a la que la policía y los agentes judiciales hacen escrache del puro y duro, también tienen niños y niñas que viven el deshucio de las casas que les roban los bancos. Quizá no les dé tiempo ni a coger su osito de peluche porque en esto de los lanzamientos, la policía, salvo excepciones, no se anda con contemplaciones.

A por la resistencia

Tal cual hizo Margaret Thatcher con las trade union, los sindicatos ingleses. Primero fue a por los mineros. Sin contemplaciones y con la violencia del Estado a su servicio. La película española es una burda copia del thactherismo. Van a por los mineros y a por toda la resistencia. Pronto irán a por los poetas por reivindicar «la resistencia de la poesía frente al secuestro lingüístico de la democracia», como hace el gran Juan Carlos Mestre. Vamos detrás de los mineros y de las cuencas. Por si alguien se olvida de salir a la calle, en León, el 17 de abril.

La casta intocable se blinda y se ríe de la ley y de las instituciones democráticas, como Isabel Carrasco cuando dice que pasa del Consejo Consultivo, o sea de Mario Amilivia, y de apagar fuegos en los pueblos.

A vivir

Olé! Así se defiende lo nuestro. No, presidenta. Son otras cuatro mujeres a las que me refiero y aplaudo: Rosa MªJuárez, presidenta de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia; Silvia Martínez Cantón, presidenta de la Confederación Española de Centros y Clubes Unesco; Mª Teresa García Montes, de la Asociación Cultural Faceira e Isabel Medarde Oliden, de la Productora Bambara Zinema. Reivindican que el concejo leonés, delicia casi perdida de esta democracia sin rumbo, sea Patrimonio de la Humanidad. Ojalá sirva para hacerlo resugir en estos tiempos oscuros.

Patrimonio de la humanidad es el legado de José Luis Sampedro, a quien tanto echaremos de menos y recordaremos con sus lecciones lúcidas y llenas de entusiasmo vital. Recojamos su regalo: «El tiempo no es oro. El oro no vale nada. El tiempo es vida». Pues eso, ¡a vivir!

Intocables
Comentarios