miércoles 21/10/20

Nuevo templo para las ancas de rana

El restaurante Las Encinas mantiene la tradición gastronómica de La Bañeza y su comarca
Las ancas de rana hay que comerlas estos días en La Bañeza, su carne delicada, su salsa picante, y el aire festivo que impregna el ambiente bañezano en tiempo de carnavales, las convierten en uno de los platos enseña de la gastronomía leonesa. Hemos confesado ya muchas veces nuestra añoranza por aquel fantástico restaurante llamado Casa Boño, donde también las ancas de rana tenían un sabor especial. Pues bien, ahora nos hemos encontrado con otro lugar donde las hacen de maravilla. En el que fuera solar del Hotel Madrid, se abrió hace poco más de tres años, uno de esos pequeños hotelitos con encanto que tanto proliferan en los últimos tiempos. Se llama Hospedería Vía de la Plata y ofrece unas pocas habitaciones preciosas en el mismo centro de la ciudad de La Bañeza. Pero además, en su planta baja, presenta un pequeño y acogedor comedor al que Miguel, su propietario, ha llamado, con buen gusto, Las Encinas. Allí también pueden encontrar ustedes unas estupendas ancas de rana con todos sus ingredientes y los sabores y aromas tradicionales. En Las Encinas se han molestado por reunir en su carta lo más característico de la cocina de la comarca, de una zona en la que destacan, además de las ancas, las estupendas legumbres. Por eso cada día ofrecen varios platos de cuchara con las incomparables alubias bañezanas, que son un auténtico placer para el paladar. Pero además vamos a recorrer a vuela pluma su amplia carta. En ella destacan la Cecina a la menta verde, con un maravilloso toque a aceite balsámico. El Lacón con pimientos del Bierzo, en la mejor tradición de la comarca hermana. Los judiones con langostinos, une de los toques de originalidad de la carta. Y, siempre en el capítulo de entrantes, destacan dos carpaccios que, en Las Encinas hacen de maravilla, el de bacalao y el de solomillo de ternera. En los pescados brilla por derecho propio el Bacalao al ajo arriero, aunque algunos días, si la cocinera se siente inspirada, lo cocina de formas distintas. También hay que señalar la Merluza a la cazuela, otra de las especialidades de la antigua Casa Boño, que aquí hacen extraordinariamente bien y con un interesante toque personal. Y el pulpo a la gallega, también rescatado con buen tino de la cocina tradicional. En carnes hay que destacar sus mollejas de ternera a la leonesa y, claro está, los estupendos solomillos, escalopes y bistec de ternera, todos con unas materias primas excelentes. Aquí, en la cocina de Las Encinas, hacen una concesión a la modernidad con el delicioso Confit de pato al oporto con pasas de Corinto. Estupendo. También son muy interesantes, gastronómicamente hablando, los postres, todos ellos caseros, Tarta de queso, Flan de huevo, Arroz con leche al estilo asturiano, Tarta de moka, Tarta de la casa y una increíble Crema que queso con arándanos, por la que ya merece la pena el viaje a la ciudad de La Bañeza. En Las Encinas los miércoles se hace cocido completo y de lunes a viernes un menú del día con cuatro primeros y cuatro segundos para escoger, al precio de 8 euros. Los fines de semana el menú es más selecto y su precio es de 12 euros. La carta de vinos de restaurante no es muy amplia, pero está bien seleccionada y tiene opciones para todos los gustos, además a precios muy asequibles. La referencia más cara está en 20 euros, y la más económica en 5. Especialmente interesantes los Godellos bercianos y los Albariños. En su parte de hotel, a la que han llamado Vía de la Plata, la oferta es de 12 habitaciones dobles y dos sencillas, todas ellas amplias y decoradas con buen gusto, además justo en el centro de La Bañeza. Resumiendo, un lugar para disfrutar de unos días de descanso comiendo de maravilla, una interesante manera de conocer La Bañeza y, a la vez, disfrutar de su gastronomía.

Nuevo templo para las ancas de rana
Comentarios