domingo. 05.02.2023

El precio del petróleo ha subido en los últimos días. El crudo tipo West Texas de EE.UU. cotiza a su nivel más alto desde mediados de octubre. Se paga a 94 dólares. Mientras tanto, el petróleo tipo Brent del mar del Norte roza los 112 dólares por barril. En el verano pasado se pagaba a menos de 100 dólares. El diferencial de precios entre uno y otro tipo de crudo se ha estrechado notablemente. Apenas 18 dólares separan al Brent del West Texas.

Los analistas dudan sobre si estas subidas pueden mantenerse en el corto y medio plazo. Pesa la debilidad de la economía mundial y pesan las dudas sobre si los legisladores estadounidenses alcanzarán un acuerdo para elevar el techo de deuda, una vez que el país superó el primer escollo y logró evitar el «abismo fiscal».

Algunos analistas todavía esperan ver precios algo más caros, ya que las principales economías apuntan por la senda de la recuperación. Los temores geopolíticos y el optimismo económico general pueden impulsar los precios temporalmente pero parece que se avecina una fuerte corrección en el precio del crudo.

Los analistas pronostican un importante excedente en la oferta mundial de crudo, que puede situarse este año en torno a dos millones de barriles al día. Los precios pueden caer lo suficiente como para ralentizar la actividad de perforación de Estados Unidos y para convencer a Arabia Saudí de que recorte su producción.

EE.UU. es el mayor consumidor de energía del mundo, mientas Arabia Saudí es el mayor exportador de crudo del mundo. Arabia ha mantenido una elevada producción en los últimos meses para poner su granito de arena en momentos tan difíciles como los que atraviesa Europa. Pero esa generosidad productora puede acabarse.

Esa situación puede afectar a Repsol, que es uno de los valores del Ibex 35 que muestra mejores perspectivas técnicas. Los analistas creen que el valor está superando niveles técnicos importantes, lo que equivale a una fuerte señal de compra. El aspecto es favorable. Sólo si perfora a la baja la zona de los 15 euros se complicarían sus buenas perspectivas. Repsol, que ha comenzado la producción en uno de los mayores campos de Brasil, ha recibido una mejora de recomendación por parte de los analistas de Kepler. Por el contrario, tanto Nomura como UBS han recortado su recomendación sobre Repsol de comprar a neutral.

Además del oro negro, los inversores vigilan el precio del oro amarillo. El vil metal podría perder parte de su brillo. El oro cotiza en estos días en nivel más bajo desde el pasado mes de agosto. Los expertos de Societe Generale han rebajado su previsión para el precio del oro y la plata en este año, debido a la «falta de catalizadores alcistas». SG ha revisado su estimación para el oro en este año de 1.800 a 1.700 dólares por onza. Para la plata lo ha reducido de 34 a 31 dólares.

oro negro
Comentarios