martes. 31.01.2023
l primer animal clonado no pudo superar una artritis y murió durante el mes de febrero del 2003. Fue el final de la oveja Dolly, quizá el mamífero más famoso de la historia, y el protagonista de uno de los hallazgos tecnológicos más sorprendentes y polémicos. A partir de su clonación, científicos con pocos escrúpulos, médicos deseosos de fama e incluso sectas se lanzaron a intentar la clonación de un ser humano, un objetivo de dudosos resultados médicos y éticos. El año finalizó sin que nadie osase afirmar que había logrado «fabricar» una persona por el método de la clonación. En este sentido, el prematuro final de la oveja Dolly fue un aviso a los interesados en jugar a ser Dios. Por otra parte, la muerte de Dolly no impidió que se la pueda ver en todo su esplendor. La foto muestra al animal disecado en un museo escocés.

La oveja Dolly no pudo superar una feroz artritis
Comentarios