domingo 15.09.2019
HISTORIAS DE AQUÍ

Pasionaria fue cunera en León

Más de seis millones de españolas mayores de 23 años votaron por primera vez el 19 de noviembre de 1933. En León hubo dos candidatas a diputadas: Francisca Bohigas (Ceda) y Dolores Ibárruri (PCE)
Mujeres votando el 19 de noviembre de 1933
Mujeres votando el 19 de noviembre de 1933

Las mujeres tuvieron un enorme protagonismo en las elecciones de noviembre de 1933. Era la primera vez que podían ejercer el sufragio activo. El artículo 36 de la Constitución reconocía «los mismos derechos electorales» a hombres y mujeres mayores de 23 años.

El 19 de noviembre, una día frío del otoño leonés, las mujeres fueron de las primeras en hacer cola ante las urnas, como si hubieran «pasado la vida votando». Según relata el Diario de León «se mostraron tan valientes» que algunas introducían la papeleta sin doblar para que se supiera bien a quién votaba.

Otra novedad es que las mujeres estaban por primera vez en algunas mesas electorales como «presidentes o adjuntos, en las que cumplieron como pudieron hacerlo los hombres o mejor», precisa el cronista en la portada del diario católico.

Aunque era la segunda vez que las mujeres podían concurrir a unas elecciones en España como candidatas en León fue toda una primicia la presencia de dos mujeres en las candidaturas que competían por alguno de los nueve escaños que la provincia tenía reservados en las Cortes.

Dolores Ibárruri y Francisca Bohigas, cada una de ellas en las antípodas de la ideología de la otra, iban en las filas del Partido Comunista de España y de la Ceda. Ninguna de las dos era leonesa, aunque la Bohigas, como la llamaban en la prensa local, había llegado cinco años atrás con un traslado desde Lérida como inspectora de enseñanza.

Pasionaria fue cunera en León en aquellas elecciones de 1933. Su candidatura fue presentada en varias provincias, en concreto por Badajoz, León, Madrid, Oviedo y Vizcaya. Quedan ya pocas personas que recuerden su presencia en León en aquellos días, visita que fue evocada durante su regreso a la la capital leonesa, en 1977, a un multitudinario mitin del PCE en el Palacio de los Deportes.

Dolores Ibárruri recordó aquel día, más que su presencia en León, una anécdota de la adolescencia pues había sido madrina del hijo de unos temporeros leoneses en el País Vasco, lo que le sirvió para conocer e identificarse con los problemas y con las gentes de las tierras leonesas.

En los años 30, y antes también, era práctica común que algunos candidatos de renombre concurrieran en varias circunscripciones sin tener relación de nacimiento o residencia. El mismo Gil Robles (descendiente del poeta berciano Enrique Gil y Carrasco), que fue el candidato más votado en León el 19 de noviembre de 1933, se presentó también por Salamanca. Resultó elegido en las dos provincias y finalmente renunció al escaño de León.

Las ganas de la mujer de entrar en política y de acceder a las urnas no eran pocas. Según el trabajo El voto de la mujer: debate historiográfico y/o político. El caso de España en 1933, de Pablo Villalaín García, en 1931 concurrieron 12 candidatas en 15 circunscripciones. Pero dos años después lo hicieron 42 mujeres en 33 circunscripciones en la primera vuelta.

La discreta huella que la participación de Dolores Ibárruri ha dejado en la prensa de la época contrasta con la cobertura que se dio a Francisca Bohigas. Ambas estaban al frente de asociaciones de mujeres. Para la dirigente comunista, «la mujer, a pesar de su paulatina incorporación a la causa revolucionaria ‘permanece todavía muy alejada de la órbita de la lucha’».

Pese a las diferencias ideológicas, ambas reclamaban para la mujer más autonomía. Francisca Bohigas, fundadora de Acción Femenina Leonesa, cifraba en la libertad económica, la instrucción y el trabajo asalariado el camino para que la mujer se librara del matrimonio como única salida a su subsistencia. Acción Femenina estaba tutelada por seis hombres.

Pasionaria fue cunera en León
Comentarios