viernes 30/10/20
Revista

Ponferrada entre paredes

La ciudad cuenta con cuatro interesantes museos a disposición de los vecinos de la localidad así como de los visitantes que se acercan a la misma. Entre sus paredes el protagonismo es para la historia de la comarca, el ferrocarril, las radios y la energía. Edificios singulares que albergan contenidos y actividades ligados al territorio y sus gentes.
La antigua central térmica de la MSP de Ponferrada alberga La fábrica de luz. Museo de la energía. L. DE LA MATA

Una temática variada y muy interesante objeto de musealización constituye un importante atractivo para la localidad de Ponferrada. Se trata del Museo del Bierzo, Museo del ferrocarril, Museo de la radio Luis del Olmo y La fábrica de luz. Museo de la energía.

Una visita a estos espacios facilita la comprensión de la idiosincrasia de esta zona del Bierzo.

El Museo del Bierzo abrió sus puertas en 1997 y entre sus paredes se puede conocer la historia de Ponferrada y su comarca desde la prehistoria hasta el siglo XIX. El museo se ubica en un edificio del siglo XVI que fue cárcel real y que desempeñó esta función hasta 1968. Su conversión en museo gozó del acierto de respetar muchas de las estancias tal y como habían sido concebidas para albergar a los condenados por la justicia. Entre sus peculiaridades también se encuentra la de sus patios. El interior por conservar unas columnas del siglo XVI y el exterior por tres cuestiones. La primera de ellas porque en este espacio se ‘soleaban’ los presos. La segunda, por su higuera del XVIII, catalogada como árbol monumental de Ponferrada, y la tercera por su pozo. En este espacio tienen lugar distintos eventos culturales.

Se pueden contemplar piezas procedentes de yacimientos arqueológicos del Bierzo que han sido depositadas por el Museo de León. Entre su colección de obras de platería destaca la magnífica cruz parroquial de Villanueva de Valdueza (XIV y XV), que fue una de las 100 piezas de Castilla y León seleccionadas para la exposición de Las Edades del Hombre cuya sede fue Nueva York.

El visitante también puede acercarse a todo lo relacionado con la industria y cultura del lino, la indumentaria de la zona, una colección de armas antiguas o 10 obras de Primitivo Álvarez Armesto, pintor del XIX.

museo1

Museo del Bierzo. LUIS DE LA MATA

La media de visitantes anual de este museo dirigido por Francisco Javier García Bueso es de unos 20.000.

El ferrocarril fue un elemento vital para el desarrollo industrial y económico del Bierzo durante el siglo XX. Su patrimonio puede ser contemplado en el Museo del ferrocarril que abrió sus puertas en 1999 en unos edificios de arquitectura industrial que no fueron concebidos para este fin, pero que han sido adaptados. Se trata de tres construcciones emblemáticas de la ciudad que estaban en ruina y fueron remodeladas.

En estos espacios se pueden contemplar objetos vinculados al ferrocarril y a la empresa Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP), tales como los uniformes de su personal, las locomotoras, sus placas y variados documentos.

El primero de los edificios es el de la antigua estación Ponferrada-Villablino desde donde partían trenes de ancho métrico.

La segunda edificación es la que se conoce como la lonja en la que se alberga una colección excepcional de locomotoras de vapor de los siglos XIX y XX. Se trata de los últimos artilugios de este tipo que funcionaron en Europa, como la emblemática PV número 31, que prestó servicio hasta 1989 y ha sido rehabilitada por la Junta de Castilla y León y está en perfecto estado de uso.

El 18 de diciembre de 2018 se incorporó en el denominado parque de locomotoras de vapor la bautizada como Sestao que fue construida en el XIX en Inglaterra. Primero prestó servicio en Vizcaya y en 1940 se incorporó a la MSP con la denominación MSP 52. Duró poco tiempo en esta empresa, ya que un año después su nuevo propietario fue Cementos Cosmos en Toral de los Vados. En 1991 pasó a formar parte de la Fundación Camilo José Cela de Padrón y al desaparecer este museo recala en Ponferrada.

La construcción del ferrocarril Ponferrada-Villablino se inició en 1918 y en 1919 ya estaba operativo, hasta el siglo XXI. Por sus vías transitaron mineral y pasajeros y el trazado fue declarado de utilidad pública.

museo2

Museo del ferrocarril. LUIS DE LA MATA

El tercer espacio se denomina ‘Estacionarte’ y en el mismo tienen lugar diversas actividades del museo.

Las visitas anuales suelen rondar las 17.000 y al frente del mismo se encuentra Francisco Javier García Bueso, quien también dirige el Museo de la radio Luis del Olmo.

En 2003 comenzaba la andadura del Museo de la radio Luis del Olmo. Entre sus paredes hay piezas excepcionales, tanto desde el punto de vista técnico como artístico. Se pueden contemplar aparatos pioneros, que datan de la 2ª Guerra Mundial y fueron producidos en Alemania. Son radios nazis con su escudo. Singulares por el diseño, de un gran valor, se pueden ver una radio pianola, barco o bloque terráqueo.

Otras piezas interesantes y peculiares que alberga este museo son un micrófono de Eva Perón regalo de la República Argentina o una radio librería obsequio de Café Quijano a Luis del Olmo.

La mayoría de los aparatos que se exponen funcionan y aquellos que lo necesitan se restauran. En la actualidad el museo almacena unos 200 ejemplares que han sido donados por particulares. Los niños cuentan con talleres de radio.

El edificio y su gestión están en manos del Ayuntamiento de Ponferrada, mientras que la colección de aparatos de radio es propiedad del periodista berciano, quien la ha cedido a la institución municipal.

El museo es visitado por unas 18.000 personas al año y se ubica en un edificio en el mismo Camino de Santiago. Su fachada está cubierta por una glicinia que data del siglo XIX y está considerada como árbol monumental de la ciudad, de cuyo cuidado se encarga el botánico Bernabé Moya.

El 14 de julio de 2011 abría sus puertas La fábrica de luz. Museo de la energía. Se trata de un espacio de ocio divulgativo y cultural donde la energía es la protagonista.

Tiene su sede en la antigua central térmica de la Minero Siderúrgica de Ponferrada y constituye también un espacio de encuentro y participación en el que se ofrece una variada programación de actividades diseñada para todos los públicos.

Entre sus paredes el visitante descubre cómo se producía la electricidad a partir del carbón a principios del siglo pasado, así como las particularidades de la sociedad de aquella época.

La historia de este enorme espacio expositivo está estrechamente ligada a Ponferrada y a las comarcas del Bierzo y Laciana y se ha reconstruido con la ayuda de más de 200 colaboradores, personas que han estado vinculadas de alguna manera con la instalación y que, a través de sus propios testimonios en vídeo, protagonizan la visita. De esta forma, los presentes descubren cómo se producía la electricidad a principios del siglo pasado y cómo era la vida de los individuos que vivieron y trabajaron allí.

El edificio que alberga el museo está considerado como una de las joyas del patrimonio industrial español. Su restauración se realizó respetando escrupulosamente los elementos originales de la central. La cuidada recuperación del patrimonio, el respeto a la arquitectura y la conservación de la memoria y del patrimonio inmaterial han sido reconocidos con el premio Europa Nostra 2012 y la nominación al mejor museo europeo del año 2015 en los premios Emya (European Museum of the Year Award).

La dirección de este museo la asume Yasodhara López y durante el año pasado fue visitado por casi 20.000 personas, lo que supuso un incremento del 15% sobre 2018.

Hasta el día 16 de febrero se puede visitar gratuitamente la exposición ‘Tracks Memory. Iconos de la memoria industrial’, una muestra que presenta 48 ejemplos del patrimonio industrial recogidos por la Unesco en su lista de Patrimonio Mundial.

El comisario de la exposición, Incuna (Industria, Cultura, Naturaleza), es una asociación sin ánimo de lucro creada en 1999 para el estudio de la arqueología industrial y el patrimonio cultural y natural. Fue fundada en Asturias por investigadores, profesionales y ciudadanos de diferentes disciplinas académicas o antiguos trabajadores y aficionados relacionados con el patrimonio de la industrialización. Incuna cuenta entre sus filas a fecha de hoy con personas e instituciones procedentes de diversos países del mundo.

Ponferrada entre paredes
Comentarios