domingo 19.01.2020
ALFONSO GARCÍA

Un siglo de vida de la colonia leonesa de Cuba

Un siglo de vida de la colonia leonesa de Cuba

El historiador cubano-leonés Abel Abella Iglesia resume en su ‘Síntesis histórica. Colonia leonesa en Cuba. 1914-2014’ las líneas básicas que aglutinaron a la colectividad leonesa en la isla durante un siglo, con una trayectoria llena de actividad, solidaridad y compromiso con sus asociados y con las raíces leonesas que los identifican. Abunda en este proyecto Antonio Mendoza en su libro digital Álbum de fotos familiares, que sigue la peripecia humana de leoneses que llegaron a Cuba en diversos momentos para incorporarse a las diferentes tareas –curiosas no pocas veces- del vivir en su nuevo destino. Estas y otras historias conforman un capítulo importante y poco conocido de las múltiples y ricas presencias leonesas en el país caribeño. Una de ellas es la de un sobresaliente científico de Pardavé, prácticamente desconocido en su tierra: Mariano Gutiérrez Lanza, S. J. Entre la cruz y el huracán. El académico cubano Luis Enrique Ramos Guadalupe recupera la figura de este sacerdote meteorólogo, de profunda proyección universal, en una interesante edición del Instituto Leonés de Cultura.

La presentación de estos tres libros tuvo lugar en La Habana el día 23 de julio dentro de los actos de celebración del Centenario de la Colonia Leonesa. Una semana intensa que se inició con una misa en el Panteón que la Colonia tiene en el Cementerio Colón y que finalizó en el complejo “El Pedregal” el día 27 con una masiva participación –medio millar de asistentes- como homenaje a León y su cultura. Y en medio, conferencias, encuentros gastronómicos de comidas típicas leonesas, recitales, intercambios bilaterales, bailes del magnífico Cuerpo “Palmas y Olivos”, reconocimientos… en una programación intensa, muy pensada y elaborada e impecablemente ejecutada. Ejemplar. La Junta Directiva y la Comisión del Centenario han de sentirse orgullosos por la concepción de la celebración de efeméride tan significativa, la precisa puesta en escena de todos y cada uno de los actos y el profundo y auténtico sentido leonés que presidió cada uno de ellos.

Dos leoneses se desplazaron a La Habana para participar en los actos. Héctor Luis Suárez, de la Casa de León en Madrid, cuyo bastón, en manos de Raúl Parrado, Presidente de la Colonia cubana, estuvo al frente de la semana, y quien esto escribe. Testigos de excepción de estos días inolvidables. La también leonesa Laura López, Cónsul de España en Cuba, presidió la solemne actividad de clausura. Una cita histórica, en definitiva.

Un siglo de vida de la colonia leonesa de Cuba
Comentarios