domingo. 05.02.2023
|||| Según el profesor Olano, ahora que se empieza a conocer cómo se distribuye el banco se plantean nuevos interrogantes tales como ¿cuánto tiempo hace falta para que se creen semejantes bancos? ó ¿cómo tiene lugar ese proceso? Los experimentos actuales se dirigen a resolver estas cuestiones, preguntas que nadie ha respondido hasta ahora, ni en los yesos ni en ningún otro ecosistema, por lo que conocerlo es un reto muy importante. Para ello, han recogido un trozo de suelo y una vez esterilizado lo han colocado de nuevo en la comunidad. Durante tres años se irá extrayendo y analizando cómo se forma el banco hasta alcanzar semejantes densidades de semillas. Simultáneamente, estudian la producción de semillas que tienen las plantas adultas para saber qué porcentaje de las que se producen cada año pasan a incorporarse al banco. Al tratarse de investigación básica alguien puede preguntarse ¿cuál es su utilidad práctica? Uno de los problemas más importantes al que se enfrenta nuestro planeta es la pérdida de diversidad. Ecosistemas enteros están desapareciendo o empobreciéndose a un ritmo desconocido para el ser humano. Por eso, entre los requisitos para frenar este proceso está el de aprender a manejarlos adecuadamente, saber hasta qué punto se pueden explotar sin destruirlos, y para ello hay que conocer su funcionamiento. Volviendo al montón de barro de Darwin, ¿sabía que se ha conseguido recuperar la vegetación de algunos de nuestros maltratados humedales gracias al lodo que se encuentra en el fondo de las lagunas?

Un proceso lento
Comentarios