lunes 16/5/22

La azotea de la Torre de la Rosaleda no se puede visitar. Aún no. El acceso al techo del rascacielos, que alberga instalaciones de gas, electricidad, torres de enfriamiento, equipos de extracción y las máquinas de los ascensores, está cerrado por motivos de seguridad, aunque la comunidad de vecinos tiene intención de acondicionarlo e implantar en el plazo de dos años un plan de visitas guiadas para que los turistas puedan disfrutar de unas vistas excepcionales. Se acabaría así con la picaresca de algunos adolescentes, que han llegado a organizar un botellón en la azotea después de colarse en el edificio.

Por otra parte, la torre tiene un sistema de extracción de agua en los sótanos que podría abastecer «sobradamente a todo el casco urbano de Ponferrada para el riego de jardines y la limpieza de calles» ahorrando dinero al Ayuntamiento, según Daniel Espada. Las bombas extraen agua con un caudal constante en verano. Se trata de filtraciones del Canal Bajo y de un antiguo manantial.

Visitar la azotea, aún no
Comentarios