domingo 20/6/21
ALFONSO RODRÍGUEZ. Psicólogo

«La radiografía del bienestar emocional de León es de un enfermo»

ramiro

LEÓN

— ¿Se puede medir la situación emocional de nuestra sociedad, en concreto León?

—Hay datos que nos revelan una sociedad envejecida (más del 25% de la población tiene más de 65 años), sin un futuro claro de crecimiento vegetativo (la tasa de natalidad es de 6,25 por 1.000 sobre 9,10 en España), con un nivel de seguridad presente y futuro bajísimos a nivel de seguridad laboral (la población activa es del 49% —60% en España— la ocupación del 39,3% —en España el 48%— y una tasa de paro del 22% con cerca de 42.000 parados) y una proyección de futuro para la juventud en este campo. Nuestros jóvenes emigran a otras comunidades y países y que disminuye la población inmigrante que nos hizo crecer en los 90 porque va retornando a sus países de origen. Se desprende una sociedad con un nivel de estrés importantísimo quepor el nº de casos asistidos en los equipos de salud mental relacionados con los llamados trastornos adaptativos que cursan con ansiedad y depresión. En el área de León se hicieron el año pasado 6 mil nuevas consultas en los equipos de salud mental y casi 30 mil revisiones. En sectores productivos como los call centers observamos que las personas tratadas por problemas adaptativos como acoso laboral, estrés o climas laborales tóxicos representan en algunos casos el 10% de la plantilla. Abordamos problemas de soledad y aislamiento en la población anciana que generan un aumento significativo de los problemas o patologías psicogeriatricas.

—El panorama no es halagüeño precisamente.

—Los indicadores de Bienestar Emocional (Organización Mundial de la Salud y el propio Ministerio de Sanidad con su página web Bienestar Emocional) nos reflejan un panorama desolador en nuestra provincia ya que indicadores relacionados con el Bienestar Emocional del individuo como serían: la seguridad, ausencia de estrés, felicidad, autoconcepto, satisfacción personal, autorealización u otros, relacionados todos ellos con el concepto de Salud de la OMS que lo relaciona no solo con la ausencia de enfermedad sino más bien con un estado completo de salud física, psíquica y social en el que las personas son conscientes de sus propias aptitudes, afrontan las presiones normales de la vida pudiendo trabajar de forma productiva y fructífera y con ello contribuir a su comunidad, todos estos indicadores estarían reflejando una radiografía del bienestar emocional de la sociedad leonesa enfermo con grandes posibilidades que se haga crónico y terminal.

— ¿Cómo debería atender el sistema público la salud emocional según las leyes y protocolos vigentes?

—La Junta de Castilla y León recibió las competencias de carácter socio sanitario a principios de los 90. Vamos con el IV Plan de Salud 2013-2020 (con un poco de retraso ya que estamos en 2016 y solo hay borrador). Muchos objetivos relacionados con la salud mental se repiten como un disco rayado en todos los planes desde 1991 2013. A saber, la atención a conductas de riesgo suicida, psicogeriatría, salud mental infanto juvenil, impulsar el modelo comunitario de salud mental,etc,. Los planes sectoriales se acumulan tomo tras tomo en las estanterías de la administración. Somos el país que más leyes,normas,decretos y disposiciones legales y jurídicas produce en toda Europa pero que luego, bien por falta de presupuesto o voluntad se quedan en dichas estanterías.

—¿Qué es lo prioritario?

—Primero voluntad, segundo recursos económicos suficientes que han ido desapareciendo en los últimos años y tercero aglutinar la participación de los actores implicados en el modelo de salud en vigor (profesionales y trabajadores de la salud mental en general, usuarios y familiares, organizaciones y asociaciones civiles implicadas) y desarrollar un modelos de Salud en donde no solo primen los aspectos curativos o terapéuticos sino fundamentalmente desarrollar un modelo preventivo y un modelo educativo en salud que recoja aspectos no solo sanitarios sino de índole social en donde modelos y estilos de vida que inciden en el Bienestar Emocional

del individuo y de la Sociedad en la que vive estén presentes.

—¿Qué papel juegan los psicólogos en el sistema público?

—Es paradójico que en los últimos cuatro años hemos estado formando en nuestros centros sanitarios de León a cuatro psicólogos (uno por año) a través del programa PIR (como los MIR médicos) y en 2016 se contraten 0 en Castilla y León.

—¿Cuántos profesionales hay por habitante?

—En los cinco equipos de salud mental del Área de Salud de León (351.381 personas) hay 6 psicólogos de adultos y una de infanto-juvenil. Es decir, 2 psicólogos por cada 100.000 habitantes, que nos permiten superar a país como Bosnia y Azerbayán, con 1 por 100.000 pero nos alejan de Suecia con 70 psicólogos por cada 100.000, Austria (63/100.000), Finlandia (50/100.000) e incluso nos aleja de la propia media europea de 18/100.000.

—¿Cuál es la consecuencia?

—Pese a que, como vemos, los problemas de salud global de la población leonesa están íntimamente correlacionados con el concepto de Bienestar Emocional y los indicadores que nos lo definen, la tendencia es a medicalizar nuestra vida cotidiana con todos los problemas derivados que ello conlleva. La medicalización deja de lado la prevención y la educación para la salud. Hacemos al enfermo dependiente e impedimos el desarrollo de sus propias aptitudes para afrontar las presiones normales de la vida (el orfidal no desarrolla habilidades personales nos duerme). Dejamos a los profesionales y enfermos a expensas de fármacos terapéuticos (a veces de dudosa eficacia) con los que nos inunda una industria farmacéutica que persigue mejorar la cuenta de resultados de sus accionistas. Otra consecuencia es la de aumentar el gasto sanitario al aumentar el gasto farmacéutico privándonos de recursos terapéuticos tan simples como terapias de relajación que no caducan, reutilizables, sin efectos secundarios orgánicos, se pueden suministrar no solo individualmente sino también en grupo, accesibles a prácticamente todo el mundo y que contribuirían a la mejoría del bienestar emocional del individuo y esa mejoría se irradiaría desde el individuo a su sociedad.

«La radiografía del bienestar emocional de León es de un enfermo»
Comentarios