miércoles 22/9/21

Más conflictos que preguntas

Los catorce comités de bioética que hay en la Comunidad responden a una veintena de consultas anuales de los profesionales sanitarios, que optan por resolver los conflictos morales sin recurrir a sus miembros.
El equipo del comité de bioética del Hospital de León, en una de sus reuniones de trabajo.

LEÓN

¿Puede el enfermo rechazar un tratamiento?, ¿el profesional tiene que respetar la decisión del paciente?, ¿qué hay que hacer cuando el enfermo rechaza el tratamiento?, ¿hay que procurar siempre salvar la vida del paciente?, ¿cómo va a afectar a la prestación sanitaria la limitación de los recursos sanitarios como consecuencia de los recortes?.

Catorce comités de bioética en los hospitales y centros de atención primaria de Castilla y León responden sólo a una media de 22 preguntas anuales. Ni los médicos ni los pacientes recurren a este servicio como medio de debate para la resolución de un conflicto de valores en la práctica clínica, pero el trabajo de las reuniones, que se convocan cada dos meses, va más allá de la mera respuesta a las preguntas, «los comités están para crear un clima de debate». El debate se traslada a la consultas de los hospitales y los centros de salud «con sesiones de formación para los trabajadores sobre temas puntuales y protocolos de actuación sobre cuestiones concretas», explica el presidente de la Comisión de Bioética de Castilla y León, Antonio Blanco Mercadé . «Hay más conflictos de valores en la práctica diaria de la asistencia sanitaria que lo que llegan a los comités de ética», explica Blanco Mercadé, presidente de la Comisión de Bioética de Castilla y León.

El comité de León contesta a dos o tres preguntas al año. la misma media del resto de loc comités. «No estamos acostumbrados a preguntar sobre los problemas éticos, que no son otra cosa que un conflicto de valores».

Los miembros del comité están capacitados para asesorar a los médicos y los pacientes sobre conflictos en la asistencia saniaria, que tengan que ver con la administración de tratamientos.

El Comité de Bioética de Castilla y León ha emitido ya doce guías sobre los conflictos más comunes en los hospitales y los centros de salud, como son el rechazo al tratamiento, el consentimiento informado, intimidad, confidencialidad y protección de datos, comités de ética asistencial, recomendaciones para la guía de ética en la práctica clínica, confidencialidad de la información sanitaria: aspectos informáticos, establecimiento de órdenes de no reanimación cardiopulmonar, empleo de hemoderivados en pacientes Testigos de Jehová, formación de bioética, actuaciones sanitarias en los menores de edad y objección de conciencia.

El Comité de Ética del Área de Salud de León comenzó a funcionar en el año 1996 como Comisión de Bioética del Hospital de León. En 27 años de trabajo, se han convocado 146 reuniones ordinarias y 12 extraordinarias, han resuelto 16 consultas de casos clínicos recibidos para emitir su informe asesor, 13 documentos o protocolos elaborados, 65 actividades formativas ortanizadas entre cursos, mesas redondas, jornadas, sesiones o talleres, con profesorado foráneo y del comité, con una relación de 124 jornadas y 520 horas lectivas.

En la actualidad, el comité de León se compone de 17 miembros entre los que hay ocho médicos especialistas en cuidados paliativos, psiquiatría, neumología, otorrinolaringología, medicina interna, anestesiología y medicina familiar. Enfermería también está representada en el comité con cuatro enfermeras, cuyos destinos son el servicio de atención primaria, formación continuada, unidad del dolor y una supervisora de áreas. Además, pertenecen al comité una celadora licenciada en derecho, la jefa del servicio jurídico de la institución, una trabajadora social, un sacerdote católico y un profesor de biología ajeno a la institución, como miembro lego.

Entre los miembros del comité hay dos médicos máster en bioética por la facultad de medicina de la Universidad Complutense de Madrid, uno de los cuales preside la comisión regional de Bioética de Castilla y León, Antonio Blanco Mercadé, y una enfermera máster en bioética, que actualmente preside el comité.

El Comité de Ética del Área de Salud de León fue acreditado en el año 2001 como Comité de Ética Asistencial del Hospital de León por la dirección general del Instituto Nacional de Salud (Insalud). En el 2003 fue acreditado como Comité de Ética Asistencial del Área de Salud de León por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, con la integración de Atención Primaria y Atención Especializada. Desde esa fecha ha sufrido dos renovaciones de sus componentes.

Blanco Mercadé defiende el valor de las instrucciones previas como herramienta de los pacientes para imponer su voluntad en el acto médico. Las instrucciones previas, también denominadas voluntades anticipadas o testamento vital, con la expresión de la autonomía de la voluntad de los pacientes y de la dignidad de la persona. Las personas pueden decidir sobre los tratamientos y cuidados de salud cuando se encuentren en una circunstancia en la que no puedan manifestar su voluntad personalmente. La página web de la Consejería de Sanidad dispone de toda la información sobre cómo hacer el documento, o bien llamando a los teléfonos 987242502 y 987277972.

Más conflictos que preguntas
Comentarios