domingo 13/6/21

Los ojos que nunca se deben dar a la pareja

Te doy mis ojos, de Itziar Bollaín, «ejemplifica modelos inadecuados de comunicación y maltrato psicológico que nos sirven para llevar a cabo, junto a la pareja, una mayor crítica de los modelos al no verse reflejados en ellos debido a la separación emocional». El psicólogo de Cepteco ha llegado a la conclusión de que «observar a otras personas que no sean la pareja, facilita ponerse en el lugar del otro, de la misma forma que si el modelo no se asocia con emociones negativas anteriores, pueden entender lo que el otro siente y empatizar».

Los ojos que nunca se deben dar a la pareja
Comentarios