sábado. 28.01.2023

¿Cuántos pensamientos tenemos durante un día?, ¿Ponemos nosotros estos pensamientos?, ¿Conocemos el efecto de nuestros pensamientos en nuestras vidas y en las de los demás?, seguramente no... Algo tan obvio y natural como pensar, pocas veces es analizado con la atención que precisa, ya que nos han enseñado desde pequeños a que todo lo que pensamos viene de nuestra mente, pero realmente esto no es así. Este punto es demostrable con esta simple acción. Si usted ahora mismo pone este pensamiento: estoy respirando en este momento...y se pregunta: ¿cuántos pensamientos he tenido como éste hoy?, ¿qué respondería ?. De entrada diría que uno o ninguno o algunos pocos, y esto pasa porque creemos que todos los pensamientos que tenemos son nuestros, pero en cuanto analizamos nuestro proceso enseguida nos damos cuenta de que no es así, y que simplemente pensamos y pensamos sin reparar de donden vienen esos pensamientos. Según la ciencia, solemos tener una media de 60.000 pensamientos al día, lo que demuestra que en absoluto somos conscientes de lo que pensamos, ni de las consecuencias que se derivan de ello. Si así fuese nos daríamos cuenta de que nuestros pensamientos crean nuestra realidad y que el exterior que percibimos no es más que un simple reflejo de nuestro interior. Me pinto en la cara un manchón, luego me miro en un espejo, y me hago la siguiente pregunta: ¿dónde limpiar para no verlo?. Mucha gente va con el cristasol, otros atacan al espejo culpándolo, y los menos se dan cuenta y corrigen en su interior aquellos patrones de pensamiento que les hacen crear realidades que luego no quieren vivir. Con este conocimiento la vida es más fácil pues vivimos constantemente cambiando vivencias y recuerdos transmutándolos en realidades agradables creando de esta manera una nueva forma de vivir . Los sufíes lo explican en una frase: «Está más cerca que tus manos y que tu respiración» y qué razón tienen. ¿Qué hay más cercano y poderoso para cambiar nuestras vidas que nuestro propio pensamiento?. Cada ser humano es el alfarero de su existencia y utiliza consciente e inconscientemente la arcilla de sus pensamientos para crear la realidad que luego recibe.

El poder creador del pensamiento
Comentarios