domingo 20/6/21

Una puerta a la rehabilitación

El servicio de atención a drogodepencias en los juzgados es usado por 450 personas en tres años.
Noemí de la Puente es la trabajadora social del Soad, un servicio de Aclad en los juzgados.

LEÓN

Asesorar, orientar y dar apoyo a personas con problemas de adicciones a sustancias psicoactivas o alcohol que llegan a los juzgados y a sus familiares, así como a abogados, jueces y fiscales, es el cometido del Servicio de Orientación y Asesoramiento en Drogodepencias (Soad) en Juzgados.

Se trata de un dispositivo de atención de Aclad que funciona en León desde 1997 y actualmente se presta mediante un convenio con la Junta de Castilla y León. Concebido como servicio de primer nivel o puerta de entrada al sistema de atención a drogodependientes, también cumple la misión de dar apoyo a los procedimientos judiciales mediante informes que pueden influir en las resoluciones de los tribunales.

El servicio está situado en la planta baja de los Juzgados de León. La trabajadora social Noemí de la Puente recibe a las personas y profesionales que lo demandan en horario de mañana. Desde el 2013 hasta mayo de este año, el Soad de León ha atendido a 450 personas usuarias de drogas, 306 abogados y un centenar de familias diferentes, contabilizando un total de 1.023 actuaciones.

Una de sus principales tareas es la detección, motivación y captación de personas que tienen un problema con las drogas y el alcohol y que llegan a este espacio judicial ya sea como detenidos o por otras circunstancias.

Ayudar a identificar el consumo de sustancias psicoactivas como problemática suele ser el primer paso de su trabajo. «Cuando las personas están detenidas es más fácil que reconozcan su situación e inicien un proceso de deshabituación y rehabilitación», explica la trabajadora social.

Reconocer la problemática puede ser determinante ante la sentencia, ya que las adicciones están contempladas como atenuantes en el Código Penal. Pero además del beneficio judicial para las personas encausadas en procedimientos se pretende motivarles para que inicien un programa libre de drogas.

El Soad es un punto de referencia para derivar a estas personas a centros acreditados de rehabilitación de la Red de Asistencia al Drogodependiente o a otros recursos sociales. También se facilita el contacto con los abogados defensores y se da orientación y acompañamiento en gestiones administrativas y judiciales.

La atención a los familiares se presta con información y orientación sobre drogas y programas de rehabilitación. También ofrecen pautas de manejo familiar y apoyo y acompañamiento en gestiones administrativas y judiciales. La escucha y el apoyo son aspectos fundamentales de esta tarea con los familiares, al igual que la derivación o coordinación con los recursos de drogodependencia y servicios sociales.

A los abogados se les pone en contacto con los clientes y se les facilita informes sobre drogodependencias durante el proceso judicial. Según los últimos datos de la Consejería de Familia, Servicios Sociales e Igualdad en 2015 ingresaron en los dispositivos de tratamiento de drogodepencias existentes en León un total de 280 personas, seis de ellas a través del centro penitenciario.

Proyecto Hombre, con 104 csos, sigue siendo el recurso oficial que más afluencia recibe para procesos de rehabilitación, seguido del CAD (Centro de Atención a Drogopendientes) del Consejo Comarcal del Bierzo, con 68, y la asociación de Alcohólicos Rehabilitados Beda del Bierzo, con 61. Cruz Roja, entidad que gestiona el programa de metadona, recibió un total de 41 casos en dicho año.

El alcohol, seguido de la heroína, son las principales sustancias psicoactivas que generan la derivación a un tratamiento de rehabilitación con un 29,6% y un 29,5% sobre el total. El consumo de cocaína es una adicción que genera el 19% de los casos de consulta previos al tratamiento, seguido del abuso del cannabis un 10,7% de las derivaciones previas.

Una puerta a la rehabilitación
Comentarios