jueves 19/5/22

La Bañeza vuelve a llenar los pucheros de rica tradición

El Santo Potajero reapareció para bendecir el reparto de unas 4.000 mil raciones de garbanzos y retomar así uno de los actos más populares de la Semana Santa
                      DL14P16F4-18-39-18-0.jpg
DL14P16F4-18-39-18-0.jpg

La plaza de San Salvador fue ayer testigo de la salida de la procesión del Santo Potajero, la más popular de la Semana Santa bañezana, y que animados por la soleada mañana fue arropada por cientos de personas, después de dos años sin que saliera e la imagen titular del cortejo organizado por la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad. Niños y mayores siguieron el recorrido de la procesión más popular a la que tampoco faltó el alcalde, Javier Carrera, que estuvo acompañado por la delegada territorial de la Junta en León, Ester Muñoz.

Y es que en este día tan esperado son precisamente los niños y niñas de la localidad, que representan el futuro y el relevo de la Semana Santa bañezana, los verdaderos protagonistas con su procesión del ‘Potajero’.

Una vez concluido el desfile, que recorrió las calles Lope de Vega y Las Angustias con el santo a hombros de los pequeños cofrades, tuvo lugar el Rezo y la Bendición del Potaje, que tras horas cocinado a fuego lento fue repartido entre todos los asistentes. Se trata de una procesión declarada de Interés Turístico Provincial, y es la única de todas las procesiones de la Pasión de La Bañeza en la que los fieles rezan a este Nazareno pequeño para que les dé de comer: «Santo Potajero, lléname el puchero». Se cumple así la tradición que data de hace cuatro siglos de dar de comer a los presos pobres que se ha hecho actualmente tan popular, y no deja que nadie pasara hambre con el reparto del típico potaje bañezano a base de garbanzos, arroz y bacalao, acompañado con pan, una naranja y una pasta.

En los inicios se ofrecía exclusivamente a los presos de la cárcel, aunque años después se fue aumentando, primero a los pobres de la localidad, y más tarde a todos los asistentes. Ayer se repartieron en total más de 4.000 raciones.

La Bañeza vuelve a llenar los pucheros de rica tradición
Comentarios