martes 24/5/22

La cofradía del Santo Cristo de la Bienaventuranza ha elevado sus pasos tras el acto del pregón, que se ha celebrado en la Catedral con las plazas de Regla a rebosar en una mañana soleada pero fresca.
“Rasead, rasead”, conminaba la seise de La Santa Cruz a sus jóvenes braceros. El titular entró a la plaza a los sones de ‘La muerte no es el final’, interpretado por la Agrupación Musical de SCB, escoltado por la Policia Local de gran gala. Ante lo había hecho el Nazareno y después siguieron La Piedad y María Santísima de la Misericordia. 


La presencia de turistas se deja sentir ya en la calles a estas horas en uno de los días clave de la Semana Santa en León 2002. En los aledaños de la plaza de Regla hay muchísimo movimiento.


Después de interpretar ‘¡Oh, Bendita Estrella!’ y ‘Santo Cristo de la Bienaventuranza’ ha tenido lugar el acto central de la procesión. 


“Hermanos y hermanas, habéis llegado recorriendo bienaventuranzas ante el templo que simboliza comunión “, dijo el obispo, Luis Ángel de las Heras. “Bienaventurados los que se conforman con poco y no se quejan”, dijo. “Bienaventurados los mansos que no responden ante la guerra”, aseguró. “Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia”, dijo antes de concluir

La Bienaventuranza eleva al cielo despejado de León sus pasos
Comentarios