jueves. 02.02.2023

Unas 1.300 toneladas de basura se acumulan en las calles de Granada capital en la octava jornada de huelga indefinida de los trabajadores de Inagra, la empresa concesionaria de limpieza viaria y la recogida de basuras, tras romperse las negociaciones del convenio colectivo.

Los partes volverán a reunirse este lunes a las 17.00 horas en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla) para tratar de acercar posturas sobre este conflicto laboral tras el paréntesis de las negociaciones durante el fin de semana, en el que se ha producido la quema de basura acumulada y de diversos contenedores valorados en unos 900 euros cada uno.

Tanto la Policía Local como el comité de empresa han desvinculado de la protesta este vandalismo, que se ha saldado con la quema de más de una veintena de contenedores desde la noche del viernes y ha supuesto la activación de un dispositivo especial para identificar a los autores.

El pasado viernes, ya fueron detenidas dos mujeres 30 y 45 años por prender fuego a cuatro contenedores situados en el centro de la ciudad y que admitieron los hechos ante la Policía Local.

Seguimiento del cien por cien
El seguimiento de la huelga por parte de la plantilla, compuesta por 540 personas, está siendo del cien por cien, a excepción de la personas que componen los servicios mínimos, fijados en un 30 por ciento salvo en la limpieza de centros sanitarios, mercados de abastos y mataderos, donde operan el cien por cien de los servicios ordinarios.

La congelación salarial que pretende aplicar la empresa en 2012 y 2013, la reducción de la nómina al 5 por ciento, la ampliación de la jornada a 37,5 horas semanales, con la consecuente eliminación y alteración de los descansos, son los principales asuntos que están causando discrepancias entre las partes implicadas.

En el último encuentro, la empresa se ofreció a dejar en un 2,5 por ciento la rebaja salarial, a cambio de congelar las nóminas en el periodo comprendido entre 2012 y 2015.

Por su parte, los trabajadores se mostraron dispuestos a renunciar a ocho de los 28 días libres que acumulan a lo largo del año por trabajar en sábados alternos para cumplir la ampliación de jornada, aunque por el momento no se ha producido el acuerdo.

El Ayuntamiento pide un acuerdo "cuanto antes"
Desde el Ayuntamiento de Granada, gobernado por José Torres Hurtado (PP), han vuelto a lanzar este domingo un llamamiento a empresa y trabajadores para que se alcance un acuerdo "cuanto antes" que ponga fin a la huelga.

Para ello, según han indicado fuentes municipales a Europa Press, los dos colectivos enfrentados "deben poner de su parte" para solucionar las discrepancias.

Unas 1.300 toneladas de basura se acumulan en las calles de Granada
Comentarios