sábado. 28.01.2023
España sigue encabezando la tasa relativa de prohijados internacionales, con 3.650 en el 2007

El 25% de los niños adoptados en el extranjero tienen patologías leves

Los problemas más frecuentes son retrasos en el desarrollo de peso y talla y la anemia
Dos niñas adoptadas que residen en Madrid asisten a clases de ruso

madrid

El amor y el cariño hacen milagros. Lo suscriben los especialistas en pediatría encargados de realizar el seguimiento de los niños extranjeros adoptados por españoles. A su llegada a nuestro país, entre un 20 y un 25% de estos menores presentan una amplia variedad de patologías. Algunas de las más frecuentes son un retraso leve en el desarrollo de peso y talla, la anemia, problemas dermatológicos y desajustes de alimentación y sueño. Pero, corrobora el doctor Jesús García Pérez, miembro de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria, hay que desmitificar la gravedad de estos problemas de salud, toda vez que son de fácil curación en escaso tiempo. «Son fácilmente solucionables -arguye--. Entre seis meses y un año, estos niños están perfectamente adaptados a su familia y a la nueva sociedad en la que viven».

El doctor Juan Ruiz-Canela, presidente de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, coincide en que la inmensa mayoría de las alteraciones de estos niños «son banales o curables» y, de hecho, son resueltas de manera satisfactoria en atención primaria o, si es necesario, derivando a los menores a los médicos especialistas. Estas afirmaciones no son baladíes y tienen como objetivo desterrar el estigma de que los prohijados internacionales presentan una alta tasa de trastornos de salud que pueden extenderse durante años. Aunque en España, según denotan las cifras año tras año, no es necesario fomentar los llamamientos a la adopción. De hecho, sigue encabezando en el mundo la tasa relativa de adopciones internacionales y es la segunda nación en términos absolutos, por detrás de Estados Unidos, en prohijados de países extranjeros.

Según datos oficiales del Ministerio de Educación y Política Social, en la década 1997-2007 se adoptaron en nuestro país casi 37.600 menores. En 2007, la cifra de adopciones de países extranjeros ascendió a 3.650, según dijo en la misma comparecencia de prensa Amparo Marzal, directora general de las Familias y la Infancia, del departamento ministerial antes aludido.

Según datos de ese mismo año, el 70% de los niños prohijados en nuestro país era menor de tres años y el resto de los adoptados se situaba entre los tres y los cuatro años.

El 25% de los niños adoptados en el extranjero tienen patologías leves
Comentarios