sábado 21/5/22

Un 5% de enfermos crónicos supone casi el 70% del gasto sanitario español

Los médicos internistas demandan una gestión asistencial más eficiente y cercana al enfermo para que el sistema de salud no termine colapsado

Un 5% de pacientes que padecen varias enfermedades crónicas a la vez generan casi el 70% del gasto sanitario, una situación insostenible que provocará que el sistema de salud se colapse si no se adopta una gestión asistencial más eficiente. Así lo expresó el doctor Pedro Conthe, presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (Semis), quien calificó de «arcaico y añejo» el actual modelo de gestión y coordinación del Sistema Nacional de Salud.

Los especialistas en medicina interna están seriamente preocupados por la que consideran una epidemia del presente siglo: la de los enfermos crónicos, muchos de los cuales, de avanzada edad, presentan a la vez diversas patologías. La sobrecarga asistencial de estos enfermos, que los llevan a una multiplicidad de consultas, provoca que exista una «multitud de tratamientos y que se multiplique el gasto sanitario», observó la doctora Pilar Román, vicepresidenta segunda de la Semi.

Y es que los datos, por sí mismos, evidencian el problema. En España, las enfermedades crónicas llegan a motivar el 80% de las consultas de Atención Primaria y el 60% de los ingresos hospitalarios. Se calcula que el 85% de los pacientes que ingresan en los servicios de Medicina Interna son crónicos. En la actualidad, este tipo de enfermedades afectan al 17% de la población y se calcula que este porcentaje será del 27% en el 2050. Las personas de entre 65 y 74 años tienen una media de 2,8 problemas o enfermedades crónicas, que se elevan a 3,2 entre los mayores de 75 años.

Calidad en la atención. La SEMI aboga por pasar de un modelo pasivo, en el que el médico espera al paciente crónico, «a un modelo activo», en el que el internista, en colaboración con los médicos especialistas y de Atención Primaria «haga un seguimiento individualizado y a domicilio, cuando sea necesario, de cada paciente para evitar que se descompense». A su juicio, este seguimiento de los enfermos evitaría entre un 40% y un 50% de los ingresos hospitalarios, redundaría en una «organización más eficiente» y reduciría notablemente el coste sanitario, que se eleva a una media de 3.200 euros por ingreso hospitalario en Medicina Interna.

Un 5% de enfermos crónicos supone casi el 70% del gasto sanitario español
Comentarios