lunes 1/3/21
Nutrida presencia en las terrazas pese a la prohibición

León entra en el nuevo toque de queda con presencia policial para informar

Policía y Guardia Civil vigilarán el cumplimiento de la normativa en vigor, "con criterios de proporcionalidad, informando y orientando al ciudadano sobre las nuevas restricciones"
poli
Presencia policial en Santo Domingo al inicio del nuevo horario del toque de queda.DL

A las 20.00 horas los agentes de la policía han comenzado a informar a los viandantes que aún estaban en la calle del nuevo horario vigente, desde hoy, para el toque de queda. Una presencia policial que, tras el caos formado por el enfrentamiento entre las administraciones competentes, se limita de momento a informar a los ciudadanos de que deben retirarse a sus casas.

Los agentes de la Policía y la Guardia Civil vigilarán a partir de las 20.00 horas de hoy el cumplimiento de la normativa establecida, que según lo publicado hoy en el Bocyl implica el toque de queda adelantado, según la decisión que ayer tomó la Junta. Los agentes  vigilarán el cumplimiento de la normativa en vigor, "con criterios de proporcionalidad, informando y orientando al ciudadano sobre las nuevas restricciones", según la explicación oficial. De momento no se impondrán sanciones.

toque

La Junta de Castilla y León ha publicado esta mañana en el Boletín Oficial de la Comunidad tres acuerdos con las nuevas medidas restrictivas sobre la movilidad, la actividad y el contacto entre personas para tratar de frenar el covid, entre ellas la del adelanto de las 10 a las 8 de la tarde del toque de queda, lo que ha generado rechazo por el Ministerio de Sanidad, al no ajustarse al decreto de estado de alarma.

El primero de los acuerdos se centra precisamente en este adelanto del toque de queda, lo que denominan en el texto "limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno" y aluden para cambiar la hora a que, si bien el decreto del estado de alarma establecía la horquilla de entre las 10.00 y las 00.00 horas para comenzar el toque de queda, en su modificación posterior se permitía a las autonomías "modular" las limitaciones en "horario nocturno".

bares

Una terraza en la plaza Torres de Omaña, ya pasadas las 20.00 horas. DL

Los Servicios Jurídicos de la Junta de Castilla y León han recurrido a esa alusión al horario nocturno para considerar que desde el ocaso al amanecer pueden regir estas limitaciones de movilidad, algo que el Ministerio ha negado y ha pedido que estas demandas se trasladen de forma oficial antes de ser aprobadas, tal y como han hecho otras autonomías en las últimas horas.

bares2

Varias terrazas mantenían el servicio pasada la hora del toque de queda. DL

El Ejecutivo autonómico ha concretado que esta restricción de la movilidad nocturna tendrá vigencia mientras dure el estado de alarma, aunque como el resto de medidas ha anunciado que podrán ser revisadas cada quince días, a la espera de que los datos de contagios mejoren respecto a unos días en los que Castilla y León está comunicando más de 2.000 contagios diarios y con la perspectiva de que en pocos días, según el vicepresidente, Francisco Igea, las muertes lleguen a ser entre 50 y 60 diarias, cinco veces más que ahora.

No obstante, en el caso del toque de queda, habrá que esperar la evolución del conflicto surgido entre el Ministerio de Sanidad y la Junta de Castilla y León para ratificar su vigencia, ya que en este momento se mantienen las dudas sobre lo que ocurrirá en las calles esta tarde a partir de las ocho y las diez de la noche.

Fuerzas de seguridad

En la práctica, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, como ya hicieron en anteriores situaciones similares de limitaciones, comenzarán por alertar a los ciudadanos de que deben irse a casa, pero en los próximos días las administraciones deberán aclarar a los agentes de la Guardia Civil, de la Policía Nacional y de las policías locales si sancionan o no a partir de las ocho de la tarde, cuando se aclare la discrepancia jurídica existente.

Además del toque de queda, los acuerdos publicados hoy tienen que ver con el cierre perimetral por provincias en Castilla y León, que impedirá la movilidad generalizada entre ellas excepto en los casos previstos con anterioridad -laborales y sanitarios entre otros-, y las nuevas medidas restrictivas, entre las que destaca que sólo se podrán reunir un máximo de cuarto personas no convivientes, tanto en espacios públicos como privados.

En el caso de las concentraciones de personas en lugares de culto, la Junta ha fijado en 25 personas el máximo posible o en su defecto un tercio de su capacidad para templos especialmente pequeños.

Estas medidas se suman a las tomadas recientemente por el Gobierno autonómico, referidas al cierre de la actividad interior de los establecimientos hosteleros, a los que sólo se les permite ofrecer servicio a domicilio, para llevar o en terraza; a la vez que se han clausurado los centros comerciales, las instalaciones deportivas en espacios cubiertos y los salones de juego.

Todas las restricciones incluidas en los acuerdos publicados este sábado entrarán en vigor a partir de las ocho de la tarde de hoy, y extenderán sus efectos mientras dure el estado de alarma, si bien la Junta ha avisado de que analizará la evolución y podrá cambiarlas cada quince días.

León entra en el nuevo toque de queda con presencia policial para informar
Comentarios