miércoles 12/8/20
Sociedad ■ Medio Ambiente

Agua de León para la sed del Tercer Mundo

Un millón de botellas con agua de un manantial de León acaba con la sed de 11.000 personas de África, Camboya y Haití. Auara (tormenta de arena en etíope), una startup social que embotella en Cuadros, destina sus beneficios a llevar agua potable a países en vías de desarrollo. La empresa tiene previsto invertir este año 100.000 euros en León en una máquina etiquetadora
Pablo Urbano, con la botella. DL
Pablo Urbano, con la botella. DL

El agua que emana de un manantial de Cuadros ayuda a realizar proyectos de potabilización en países en vías de desarrollo. La startup social Auara destina los beneficios del millón de botellas anuales que salen de la planta leonesa que también utiliza la marca Carrizal, para llevar agua potable a las regiones más pobres de África, Camboya y Haití. Los beneficios obtenidos con los 500.000 litros embotellados con agua mineral de León en 2017 han servido para invertir 700.000 euros para la realización de 14 proyectos que han permitido llevar 1,2 millones de agua limpia a un colegio de Butate en Uganda: la construcción de un pozo en Mbao-Lubiji en Congo; un depósito en Imi ni Tizgui en Marruecos; instalar una bomba de agua en el hospital de Atupele en Malaui,; pozos en los pueblos remotos de Camboya Chok Roka. Kbal Krobei, Odam Chrey y Andong Krutet; en Boloso Sore en Etiopía; tanques de recogida de agua de lluvia en la maternidad del hospital de Roka, Camboya; bomba de agua en el Centro de Formación de Gurei, en Sudán del Sur; pozo en la Comunidad Tahen en Camboya; pozo en Meyos en Camerún y cistiernas de almacenamiento de agua de lluvia en Haití.

«En León está el manantial y la planta de embotellado. Hasta allí llevamos la materia prima de las botellas y se llenan de agua con un proceso de transporte para que ocupe poco», explica Pablo Urbano, uno de los responsables de la empres social. El plástico de las botellas también es material reciclado.Auara ha reutilizado este año más de 30.000 kilos de plástico de sus botellas. «Somos la primera empresa que utiliza plástico 100% reciclado» con un formato de botella cuadrado «que es más óptima para el transporte».

El 2017 es el primer año cerrado completo de la compañía, que empezó su andadura en septiembre de 2016. Para el año 2020 espera haber invertido más de 2,5 millones de euros en más de 100 proyectos y garantizar el agua potable a más de 500.000 personas.

Auara lleva a cabo todos estos proyectos en colaboración con distintas oenegés que trabajan en los países destinatarios de la ayuda y con los actores locales que actúan directamente sobre el terreno «garantizando así no sólo la puesta en marcha de los proyectos sino también el seguimiento.

El agua vende ya en Madrid, Barcelona, Canarias y Baleares «y tenemos previsión de aumentar la distribución para llegar a más supermercados y restaurantes», explica Pablo Urbano, que explica que el 100% de los dividendos de la empresa están destinados a proyectos de agua social.

«Elegimos León porque la empresa que gestiona el manantial es familiar y cercana, que es como nosotros entendemos nuestro proyecto social». Este año la empresa está en pleno proceso de crecimiento que prevé invertir en León 100.000 euros en una máquina etiquetadora.

«Agua para cambiar el mundo», asegura Pablo Urbano, que vende agua para que otros puedan beber. «Es un acto cotidiano, sencillo para hacer una buena acción social y medioambiental y llevar el agua a donde se necesite».

Auara significa tormenta de arena en etíope. En septiembre de 2016 comenzó a vender las primeras botellas de agua en España bajo el lema Tú bebes, otros beben. La compañía, que tiene una clara vocación social, destina todos sus beneficios a proyectos que permitan el acceso al agua potable a las zonas del planeta que más lo necesitan. «El 2017 ha sido nuestro prime año completo con Auara en el mercado y se ha convertido en un año de grandes avances. Hemos vendido más de un millón de botellas, abriendo clientes importantes en todos los canales de distribución, y hemos logrado destinar más de 70.000 euros a la realización de proyectos. Esto nos ha permitido generar un impacto social de 11.000 personas que viven en países castigados por la extrema pobreza y que ahora tienen acceso a agua potable», explica Antonio Espinosa, otro de los Ceo de Auara.

Los proyectos seleccionados por Auara están siempre relacionados con el agua y se eligen atendiendo a tres factores esenciales: acceso a agua potable, saneamiento y agricultura.

Para conseguir los recursos económicos que necesitan, la startup social no sólo vende botellas de agua a través de su tienda online. En el año 2017 cerró acuerdos de distribución con grandes cadenas de alimentación como El Corte Inglés, hostelería y restauración como el grupo Lurramba, o empresas como Toyota. «Además, hemos desarrollado campañas sociales con marcas amigas como El Ganso o Hawkers con las que hemos conseguido los recursos necesarios para la puesta en marcha de varios proyectos».

Proyectos

La compañía afronta este año con nuevos proyectos para llegar a más países. Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), más de 700 millones de personas en el mundo no tienen acceso a agua potable. «Queda mucho por hacer. Creceremos, lanzaremos nuevos formatos y cerraremos nuevos acuerdos con empresas que distribuyan nuestras botellas de agua. Con todo ello esperamos cerrar el año llevando agua potable a miles de personas nuevas».

Agua de León para la sed del Tercer Mundo