lunes. 27.06.2022

Más de dos millones y medio de bebés fallecen en el primer mes de su nacimiento. Con una sencilla cuna climática como la que acaban de hacer en el Colegio Don Bosco se pueden evitar muchas de estas muertes. Las cunas climáticas son la alternativa ‘low cost’ a las sofisticadas y caras incubadoras con las que están equipados los servicios de Neonatología en países como España. Su diseño se ha adaptado a realidades donde el fluido eléctrico puede ser inseguro y no supone grandes costes de mantenimiento. Es fácil de montar y de programar por lo que es tecnológicamente accesible a personas que no tengan conocimientos de electrónica o informática. La cuna ofrece las prestaciones básicas de una incubadora para dar calor, oxígeno y fototerapia a bebés que nacen prematuramente.

Una alternativa a la incubadora
Comentarios