viernes. 03.02.2023
Junto a los mimbres del bienestar social, el último anuario social de La Caixa expone también la fotografía de la población española. Demografía, desplazamientos, migraciones y residencias son otros aspectos sobre los que el informe compila miles de datos. Más importante que el auge de la inmigración son «los movimientos interiores» de población. En el año 2.000, 25 de cada 1.000 habitantes cambiaron de residencia en España. Pese a ello, prácticamente la mitad de los españoles (49''7%) residen en el mismo municipio en que nacieron. Las Comunidades con mayor proporción de nacidos en la propia localidad de residencia, respecto a la media nacional, son Murcia (71%), Galicia (64''2%), Extremadura (59''8%) y Andalucía (59''6%). Los territorios con menor nivel de residentes oriundos son Madrid (35''3%), Cataluña (38''1%), País Vasco (40''8%). Además se constata que la edad media de la población española roza la temida cuarentena (39''3). Es el efecto inevitable de un acusado proceso de envejecimiento que, sin embargo, se ha desacelerado algo gracias a la llegada de inmigrantes y a un leve repunte de la natalidad, debido por completo a los partos de madres extranjeras. Ourense, Lugo, Zamora y Soria son las provincias con una edad media más alta, por encima de 45 años, seguidas de Teruel (44''6 años) y Ávila (44''3). Las Comunidades más jóvenes son Canarias (36 años), Murcia (36''6) y Andalucía (36''7). Los mayores crecimientos de población se registraron en Baleares (3''9%), Canarias (3''8%), Murcia (3''6%) y Madrid (3''2%), debido sobre todo al efecto migratorio.

Apenas la mitad de la población vive en la localidad en la que nació
Comentarios