sábado. 28.01.2023

La ayuda a dependientes en residencias crecerá un 10,5%

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades aumenta la prestación de las personas con grado III
                      Isabel Blanco firma un protocolo con responsables de Lares, Jorge Sainz (d) y de Acalerte, Diego Juez. SANTI OTERO
Isabel Blanco firma un protocolo con responsables de Lares, Jorge Sainz (d) y de Acalerte, Diego Juez. SANTI OTERO

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha anunciado este viernes una subida de más del 10 % en la prestación vinculada al servicio que es la que reciben las personas dependientes para pagar la residencia en la que viven.

En concreto, las cuantías máximas se incrementan un 10,5 % de media, de manera que la prestación máxima de una persona con grado III alcanza los 1.065 euros, frente a los 715 euros que establece el Estado.

Isabel Blanco ha explicado que esta subida «va a llegar a más de 52.000 beneficiarios de la prestación vinculada y de asistencia personal y conlleva un incremento del gasto de 17,2 millones de euros», y ha recordado que, en 2022, «la Junta de Castilla y León destinó más de 146 millones de euros en prestaciones vinculadas a servicios y asistente personal».

La responsable del departamento de Familia e Igualdad de Oportunidades ha hecho este anuncio durante la firma de un protocolo de colaboración entre la Gerencia de Servicios Sociales y la Asociación Castellana y Leonesa de Residencias y Servicios de Atención a los Mayores —sector solidario— (Lares) y la Asociación de Residencias de Tercera Edad en Castilla y León (Acalerte) para desarrollar el nuevo modelo residencial de atención integral centrada en la persona que se está implantando en la Comunidad.

Lares y Acalerte agrupan de forma mayoritaria a las entidades titulares de las residencias de personas mayores en Castilla y León y con ambas la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades mantiene una estrecha colaboración para la mejora de la atención y asistencia que se presta a las personas mayores en residencias y centros de día, plasmada en diversos protocolos y convenios.

El protocolo recoge un Plan de Formación específica y capacitación práctica en el nuevo modelo de atención centrado en la persona para todos los profesionales implicados, desde los que atienden a los mayores hasta los gerentes y directores de los centros de Lares y Acalerte y de la Gerencia de Servicios Sociales.

La ayuda a dependientes en residencias crecerá un 10,5%
Comentarios