lunes 21.10.2019
CLUB DE PRENSA DE DIARIO DE LEÓN

«La banca ética no tiene un interés económico, sino social»

El grupo de trabajo aborda en el Club de Prensa el papel de Fiare y los créditos sostenibles
Público asistente a la conferencia sobre el modelo de banca ética Fiare. MARCIANO PÉREZ
Público asistente a la conferencia sobre el modelo de banca ética Fiare. MARCIANO PÉREZ

«¿Y qué tipo de interés me van a dar? Pregunta incorrecta. Quien se acerque a la banca ética no tiene que preguntar por un interés económico, sino un interés social». El gerente de Equitania Bio&justo. socio de Fiare y miembro del Grupo de Iniciativa Territorial de Fiare en León, José Luis Chamorro, achacó «a la mentalidad tradicional y al desconocimiento» la todavía poca implantación que tiene en León el modelo de banca ética y social Fiare. Sin embargo, este modelo de banca no especulativo, nacido en Italia en el año 2003, tiene actualmente un capital social de 72 millones de euros —3.823.000 en España— y concedidos créditos por mil millones.


La octava conferencia del II Ciclo de Divulgación de la Labor Social en León contó ayer en el Club de Prensa del Diario de León con la participación del grupo de trabajo de Fiare, el modelo de banca ética y social.

 

El coordinador del grupo de Iniciativa Territorial en Castilla y León, Francisco Javier Mena, defendió la transparencia, la sobriedad, la eficiencia y la democracia de un banco que tiene como objetivo la economía social y solidaria que sólo concede financiación a los proyectos con voluntad de transformación social, inserción laboral y apoyo a la agricultura de proximidad, ecológica, productos ecoéticos y cooperación al desarrollo, entre otros. «Fiare asume unas reglas con valor ético y social». Todos los créditos que conceden a organizaciones son públicos en su página web, excepto los que se otorgan a personas físicas, preservados por la Ley de Protección de Datos. «Todos los créditos que concede Fiare pasan por una evaluación económica que decide el equipo». Mena aseguró que el porcentaje de morosidad del banco está en el 0,8 % cuando en la banca tradicional es del 5,8%. Los clientes de Fiare tienen en la cartera de servicios cuentas corrientes, de débito, de crédito, domicialización de nóminas, productos de ahorro y de crédito.

 

Crecimiento

 

Aunque sin dar cifras, para las que se remitió al departamento comercial, aseguró que el banco crece un 5% anual, ha abierto dos oficinas bancarias en Madrid y Bilbao y está en proyecto otra en Barcelona. La entidad tiene a treinta empleados en España. La fundación Fiare da empleo a 300 personas, la mayoría con alguna discapacidad. «Economía solo hay una y está en lo social, la que establece parámetros que están al servicio del bienestar de las personas», aseguró María Ramón Gancedo, vicepresidenta de la Asociación Fiare en Castilla y León y representante de la Unión Leonesa de Cooperativas (Ulecop), que es socia de Fiare. «Lo importante de la filosofía de la banca ética es que nos permite establecer redes para el desarrollo de campañas para poder poner en marcha proyectos. Conseguir liquidez apoyándonos en la red de confianza. En definitiva, el derecho al crédito, a disponer y la confianza de que habrá devolución». La banda ética apoya al emprendedor social «y los proyectos reparten beneficios en función del trabajo, no del capital que aportas».

 

Pero para llevar a cabo ese nuevo modelo de transformación de la banca hacen falta socios y personas que apuesten por este modelo de banca. «Necesitamos hacer educación financiera ética y quitar el miedo, los prejuicios y el desconocimiento», insistió Chamorro.

«La banca ética no tiene un interés económico, sino social»